jueves, 30 de agosto de 2012

El precio del éxito es trabajar el triple: Mil máscaras. En Fórmula Deportiva

Una vez que se logra el éxito, se tiene que trabajar el doble mara mantenerse en el éxito, porque hay mucha competencia "y una vez que ya estás allí y llegas a una edad determinada, tienes que trabajar el triple para seguir en el éxito, levanto pesas, hago mis ejercicios, cuido lo que como, me pongo a pintar, he escrito libros, argumentos para películas, hago muchas cosas.

El legendario exponente de la lucha libre mexicana, "Mil máscaras" y uno de los que internacionalizaron a este deporte, en la mesa del programa Fórmula Deportiva, señaló a estar dispuesto a contestar cualquier pregunta.

Don Mil máscaras, ante los micrófonos de Grupo Fórmula, estuvo acompañado en el programa por el luchador "El pulpo" revelación de Matamoros, Tamaulipas, y con su excelente humor esta gran figura del deporte mexicano señaló: "estoy listo para cualquier pregunta, de política, económico, social, deportivo, cultural, de México de Estados Unidos y del resto del mundo."

En la charla con el equipo de Fórmula Deportiva, el ícono de la lucha libre mexicana dijo que la lucha libre en el mundo es bien aceptada, sobre todo por el uso de las máscaras, porque casi todas las culturas están llenas de máscaras.

"A la lucha libre mexicana se le quiere y se la admira, cuando el público ve lo diferente que hacen los luchadores mexicanos, no quiero presumir, pero he llevado la lucha libre mexicana y las máscaras mexicanas al mundo en la oportunidad que he tenido".

Recordó que en las Olimpiadas recientes de Londres 2012, en los estadios había gente con máscaras, no solamente en estos Juegos Olímpicos, sino en los anteriores, había entre el público gente con máscaras mías, del santo de todos, de las viejas y nuevas estrellas de la lucha libre.

Se dio a conocer que el próximo sábado primero de septiembre, Mil máscaras estará luchando en la arena López Mateos, y señalo el luchador que para mantenerse en forma y vigente arriba del ring, para él no hay secretos.

"Lo único que hago, cuando doy conferencias en universidades y bibliotecas o tecnológicos, regularmente les digo que no hay secretos para el éxito, el éxito se logra si te pones a pagar el precio y el precio del éxito es trabajar más que los demás para lograrlo."

En ese sentido, enfatizó que una vez que se logra el éxito, se tiene que trabajar el doble mara mantenerse en el éxito, porque hay mucha competencia "y una vez que ya estás allí y llegas a una edad determinada, tienes que trabajar el triple para seguir en el éxito".


Abundo Mil máscaras, que corre cada tercer día entre tres y cinco kilómetros, a lo mejor poca gente lo hace, levanto pesas, hago mis ejercicios, "cuido lo que como, que es lo más importante que nada, no tengo problemas para dormir, me tomo una copa de vino tinto, me tomo una cerveza en las comidas, no exagero, tengo cuidado y si tengo la oportunidad de dormir cinco horas, es extraordinario."

Explicó que duerme de 12 de la noche a cinco de la mañana, si está en el país, baja a su estudio, escribe, hace poemas, "me pongo a pintar, he escrito libros, argumentos para películas, "hago muchas cosas, así me distraigo y al mismo tiempo hago que posiblemente se vea a futuro."

Se recordó en Fórmula Deportiva que en la trayectoria de Mil máscaras la lucha en la Arena México en contra "El halcón", que fue máscara contra máscara, donde en aquella época, antes de ser modificada, le cabían 21 mil personas. En esa lucha, en 1977, se quedaron fuera de la arena más de diez mil personas.

En ese acontecimiento, el luchador recuerda este encuentro dijo que había un pique entre tres luchadores, que eran El halcón y Gran Marcos, pero como era máscara contra máscara, "a la última hora se rajó, y como era un triangular, entró Alfonso Dantés con la cabellera, un luchadorazo, vino el enfrentamiento y quedamos El halcón y yo".

Recuerda que El halcón cometió un error, y en esa semana yo estaba pesando 110 kilos y bajé a 103 y el error fue que pensando que yo pesaba 110 kilos, el Halcón, subió a 110 kilos, por lo que yo estaba más ágil, ese fue el detalle y esa lucha las empresas japonesas quisieron repetirla en Japón, se volvió a apostar la máscara.
Cortesía de: www.radioformula.com.mx

jhe
Escuchar

En Fórmula Deportiva, el luchador Mil Máscaras, habla de cómo mantenerse en el exito   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS