domingo, 11 de noviembre de 2012

Lucha Libre: 60 años de Santo vs Black Shadow. Máscara vs Máscara.

Un día 7 de noviembre de 1952, se escenificó una de las batallas máscara vs máscara más esperadas entre la fanaticada de la lucha libre, teniendo como protagonistas a Santo, El Enmascarado de Plata y  Black Shadow, en una lucha que se conoce como “La Madre de Todas las Batallas de Máscaras”.
Según datos del vástago de la Leyenda de Plata, se registro una entrada superior a los 12 mil espectadores, teniendo La Coliseo  un evidente sobrecupo, ya que el embudo del barrio de la Lagunilla tiene capacidad para no más de 6 mil espectadores.
Crónicas y revistas de la época relatan la función como un evento sin precedentes en la historia del deporte mexicano, ya que ríos de gente se quedaron afuera de la arena. Se dice que aproximadamente 8 mil personas se quedaron sin boleto, quedándose a las afueras para conocer el resultado al final de la lucha de mascaras.
Ambos luchadores llegaban en el mejor momento de sus carreras, un Santo rudísimo y odiado por la multitud y un Black Shadow que había marcado época en el pancracio, por su agilidad y espectacularidad en el aire. Por estas y otras virtudes se le conoció como “El Hombre de Goma”
La lucha comenzó en el terreno de la técnica, dominando el llaveo y contrallaveo. Sin embargo, Santo comenzó con las rudezas y después de unos cuantos azotones y topes por parte del plateado, el referí Rodolfo Blancarte contó las tres de rigor. La primera caída había terminado.
Para el segundo rollo, Shadow tomaba la delantera con tremendas patas y golpes que mermaron al Santo, quien aguanto un fuerte Tirabuzón para alegría del público rudo. Santo se repuso y parecía terminar la lucha en dos al hilo, después de una serie de topes. Para su desgracia, Shadow logro eludir uno de los topes del Santo, para azotarlo en la lona y empatar la contienda.
La Coliseo era un sucursal del manicomio, la gente emocionada, gritaba vítores a favor de su favorito y esperaban con desesperación el silbatazo para la tercera caída.
Inició el ultimo capitulo y con ella una espectacular andanada de llaves y contrallaves, golpes y topes por parte de ambos estetas. Shadow aplicó un dolorosísimo cangrejo, con el que parecía poner fin a la naciente leyenda de la lucha libre, pero Santo soporto el dolor de espalda y logró escapar del castigo.
Ambos se jugaban el todo por el todo, la gente estaba tan emocionada, que aquello era un hervidero. Shadow en una acción de coraje, saco del cuadrilátero al plateado para caer en tope suicida sobre la humanidad del divino. Santo en un acto de astucia, eludió el tope y El Príncipe Negro cayó en golpe seco en la tarima.
Después del conteo del referí, Shadow pudo subir al ring antes de los 20 segundos, pero ya muy mermado por el golpe, siendo presa fácil para que Santo, después de una serie de topes, lograra aplicarle una poderosa y efectiva rana, arrancándole la rendición al obscuro.
La emoción en la arena estallo, un jubilo increíble era testigo de la caída de un revolucionario de la lucha libre mexicana y mundial. En medio de una lluvia de flashes y  gente arremolinada abajo del ring, Black Shadow se despojó de la máscara negra y grito a los cuatro vientos: ¡Esta es mi cara, soy Alejandro Cruz¡
Santo salió en hombros de la arena, culminando así una de las luchas de máscaras más formidables de la historia, la cual sirvió para catapultar a la leyenda que todos conocemos. La de Santo, El Enmascarado de Plata.

Cortesía de: impunemex.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS