viernes, 1 de marzo de 2013

El doblaje en el cine y la TV


Primera caída:
Las películas
A pesar de que mucha gente está en contra del doblaje en las películas y en las series de televisión, al argumentar que daña la calidad del material y porque las bandas sonoras originales pierden autenticidad (lo cual yo creo que tiene mucho de cierto), pienso que en ocasiones es necesario, sobre todo en las series de televisión que tanto disfrutamos desde ‘Los Locos Adams’, ‘La Familia Monster’, las caricaturas de ‘Don Gato y su Pandilla’, ‘Los Picapiedra’ hasta ‘Los Simpson’ o ‘Dr. House.
Otra opción es poner subtítulos en la pantalla, pero la desventaja de subtitular una película es que ensucia la imagen original. Nos guste o no, el doblaje existe y en muchas ocasiones es necesario.
Recuerdo muy bien que lo primero que aprendí cuando era un niño fueron los tres pasos para realizar una película. Escuchaba a mi padre hablar con don Guillermo Calderón de la preproducción, la producción y la post-producción. Entendí que la primera era la etapa de preparación de la película en donde una idea se convertía en un proyecto y más tarde en una realidad, y lo primero que se requería para lograrlo era tener un guión o argumento.
Yo estaba atento cuando iban a realizar un casting de actores que serían los protagonistas y después buscaban las locaciones ideales para la cinta. Muchas eran hechas por los talentosos y creativos escenógrafos mexicanos, quienes fabricaban dentro de alguno de los foros de los Estudios Churubusco las escenografías de las películas de mi padre.
Los veía hacer desde las telarañas con pegamento amarillo y los ataúdes de los vampiros con madera a la que después bañaban con cemento que esparcían con una máquina de tirol para darle un aspecto rústico, hasta crear cuevas y el famoso laboratorio de El Santo. En otras ocasiones se utilizaban escenarios naturales como las callejuelas de Coyoacán, algunas carreteras, el mar de Acapulco y bosques del Estado de México. Este arduo trabajo era responsabilidad del gerente de producción.
El segundo paso era para mí el más divertido, porque empezaba la acción, era cuando daban el pizarrazo inicial de la película. Entonces, daba comienzo de lleno la producción, para entonces ya estaba todo organizado: presupuesto, actores, locaciones, equipo de trabajo, utilería, equipo de sonido, cámara, efectos especiales, maquillaje, vestuario, etc.
Regularmente, las películas se realizaban en cuatro semanas y era muy interesante ver unos días después de cada filmación los ‘roshes’, que eran las diferentes escenas que se habían filmado a lo largo de la semana. Las veíamos en las pequeñas salas de proyección de los Estudios Churubusco.
Después del rodaje venía el tercer paso, y tal vez lo más minucioso y delicado que era la post-producción. Aquí llegaba todo el material y se iban eligiendo las mejores tomas: la música, la edición y se iba corrigiendo el color y el sonido. En las películas de mi padre era necesario hacer doblaje, porque a él siempre se le dobló la voz y, obviamente, a otros actores cuando se requería, cuando había fallas en el sonido.

Segunda caída:
El doblaje
A lo largo de estas dos últimas semanas he tenido que hacer algunos doblajes para mi películadocumental. Esto, debido a que en algunas partes el sonido está ‘sucio’, hay ruido excesivo del aire y del ambiente en general. Esto sucedió porque mucho del material que se utilizó está grabado en las calles de las diferentes ciudades que he visitado, así que fue necesario hacer el doblaje de algunas partes. La primera vez que hice un doblaje fue cuando filmé aquellas películas que realicé con mi padre: ‘Santo contra la Venganza de la Momia’, ‘Santo contra Capulina’ y ‘Santo contra la Llorona’. Mi último doblaje lo hice para la película ‘Santo la Leyenda del Enmascarado de Plata’.
Ahora que volví a realizar esta interesante actividad con el excelente diseñador de sonido Nerio Barbieri, me sorprendí con los grandes avances de la tecnología, pues ahora todo es mucho más fácil al realizar el doblaje, basta con seguir las indicaciones del director para darle la entonación y el sentido a cada frase o diálogo y entonces el ingeniero de sonido a través de una consola graba los diálogos nuevos hasta elegir el mejor. Pero lo maravilloso es cuando la voz va junto con la imagen y es necesario sincronizar el movimiento de los labios con los diálogos recién grabados y lo hace una máquina con un sistema de edición y grabación de audio de nombre ‘Pro tools’, que dentro lleva un ‘Plug in’ que se llama ‘Auto tone’ y de esta manera digital se sincroniza automáticamente la voz con el movimiento de los labios. ¡Verdaderamente es una maravilla!

Tercera caída:
Los maestros del doblaje
Hoy quiero hacer mención de todos aquellos actores y maestros del doblaje que sin tener al alcance toda esta gran tecnología, lograban hacer del doblaje un arte, en especial a todos los que en algún momento doblaron la voz de El Enmascarado de Plata, que con enorme talento lograban sincronizar su voz con los labios de él pareciendo que en realidad era su propia voz.
En la mayoría de las películas del Santo, quienes hacían los doblajes de su voz fueron estos grandes actores: Bruno Rey y Óscar Morelli, aunque eventualmente lo hicieron también el maestro Carlos Ancira y don Víctor Alcocer quien, más bien, regularmente doblaba la voz de Blue Demon.
Las voces de Rey y Morelli fueron indiscutiblemente las más emblemáticas. Bruno también hizo las voces del ‘Fugitivo’, doblando la voz del actor David Janssen y del actor Dan White, que interpretaba el personaje de Bob, del ‘Gran Chaparral’ entre muchas otras voces.
Si ustedes quieren ver el rostro y escuchar la voz de cualquiera de esto dos actores es tan simple como entrar a internet y buscarlos en alguna película o telenovela y pueden hacer un ejercicio sumamente interesante que yo alguna vez hice y es muy divertido.
Consiste en cerrar los ojos y escuchar la voz de Morelli o Bruno Rey e imaginar que es El Santo quien está hablando y diciendo palabras de amor a su enamorada, o sollozando, depende de lo que escojan escuchar. La voz original de mi padre solamente la podemos escuchar en sus entrevistas, pues en el cine siempre se la doblaron. Los motivos fueron dos: el primero, y más importante, fue que mi padre no quería que se escuchará su voz para evitar que lo reconocieran en la calle y, la segunda causa era que su dicción no le agradaba, además, diría yo, del timbre de la voz.
Así como Bruno Rey, Óscar Morelli, Carlos Ancira y Víctor Alcocer merecen un reconocimiento por su excelente trabajo, no debemos olvidar a gente como Jorge Arvizu ‘El Tata’, quien se encarga de hacer las voces de ‘Benito Bodoque’ y ‘Cucho’ en ‘Don Gato’ o Rubén Cerda que, por años, ha sido la voz oficial de
Mickey Mouse, pero el personaje con el que ha sido reconocido internacionalmente es por Pedro Picapiedra. Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.


Primera caída:
Las películas

A pesar de que mucha gente está en contra del doblaje en las películas y en las series de televisión, al argumentar que daña la calidad del material y porque las bandas sonoras originales pierden autenticidad (lo cual yo creo que tiene mucho de cierto), pienso que en ocasiones es necesario, sobre todo en las series de televisión que tanto disfrutamos desde ‘Los Locos Adams’, ‘La Familia Monster’, las caricaturas de ‘Don Gato y su Pandilla’, ‘Los Picapiedra’ hasta ‘Los Simpson’ o ‘Dr. House.
Otra opción es poner subtítulos en la pantalla, pero la desventaja de subtitular una película es que ensucia la imagen original. Nos guste o no, el doblaje existe y en muchas ocasiones es necesario.
Recuerdo muy bien que lo primero que aprendí cuando era un niño fueron los tres pasos para realizar una película. Escuchaba a mi padre hablar con don Guillermo Calderón de la preproducción, la producción y la post-producción. Entendí que la primera era la etapa de preparación de la película en donde una idea se convertía en un proyecto y más tarde en una realidad, y lo primero que se requería para lograrlo era tener un guión o argumento.
Yo estaba atento cuando iban a realizar un casting de actores que serían los protagonistas y después buscaban las locaciones ideales para la cinta. Muchas eran hechas por los talentosos y creativos escenógrafos mexicanos, quienes fabricaban dentro de alguno de los foros de los Estudios Churubusco las escenografías de las películas de mi padre.
Los veía hacer desde las telarañas con pegamento amarillo y los ataúdes de los vampiros con madera a la que después bañaban con cemento que esparcían con una máquina de tirol para darle un aspecto rústico, hasta crear cuevas y el famoso laboratorio de El Santo. En otras ocasiones se utilizaban escenarios naturales como las callejuelas de Coyoacán, algunas carreteras, el mar de Acapulco y bosques del Estado de México. Este arduo trabajo era responsabilidad del gerente de producción.
El segundo paso era para mí el más divertido, porque empezaba la acción, era cuando daban el pizarrazo inicial de la película. Entonces, daba comienzo de lleno la producción, para entonces ya estaba todo organizado: presupuesto, actores, locaciones, equipo de trabajo, utilería, equipo de sonido, cámara, efectos especiales, maquillaje, vestuario, etc.
Regularmente, las películas se realizaban en cuatro semanas y era muy interesante ver unos días después de cada filmación los ‘roshes’, que eran las diferentes escenas que se habían filmado a lo largo de la semana. Las veíamos en las pequeñas salas de proyección de los Estudios Churubusco.
Después del rodaje venía el tercer paso, y tal vez lo más minucioso y delicado que era la post-producción. Aquí llegaba todo el material y se iban eligiendo las mejores tomas: la música, la edición y se iba corrigiendo el color y el sonido. En las películas de mi padre era necesario hacer doblaje, porque a él siempre se le dobló la voz y, obviamente, a otros actores cuando se requería, cuando había fallas en el sonido.
Segunda caída:
El doblaje

A lo largo de estas dos últimas semanas he tenido que hacer algunos doblajes para mi películadocumental. Esto, debido a que en algunas partes el sonido está ‘sucio’, hay ruido excesivo del aire y del ambiente en general. Esto sucedió porque mucho del material que se utilizó está grabado en las calles de las diferentes ciudades que he visitado, así que fue necesario hacer el doblaje de algunas partes. La primera vez que hice un doblaje fue cuando filmé aquellas películas que realicé con mi padre: ‘Santo contra la Venganza de la Momia’, ‘Santo contra Capulina’ y ‘Santo contra la Llorona’. Mi último doblaje lo hice para la película ‘Santo la Leyenda del Enmascarado de Plata’.
Ahora que volví a realizar esta interesante actividad con el excelente diseñador de sonido Nerio Barbieri, me sorprendí con los grandes avances de la tecnología, pues ahora todo es mucho más fácil al realizar el doblaje, basta con seguir las indicaciones del director para darle la entonación y el sentido a cada frase o diálogo y entonces el ingeniero de sonido a través de una consola graba los diálogos nuevos hasta elegir el mejor. Pero lo maravilloso es cuando la voz va junto con la imagen y es necesario sincronizar el movimiento de los labios con los diálogos recién grabados y lo hace una máquina con un sistema de edición y grabación de audio de nombre ‘Pro tools’, que dentro lleva un ‘Plug in’ que se llama ‘Auto tone’ y de esta manera digital se sincroniza automáticamente la voz con el movimiento de los labios. ¡Verdaderamente es una maravilla!
Tercera caída:
Los maestros del doblaje

Hoy quiero hacer mención de todos aquellos actores y maestros del doblaje que sin tener al alcance toda esta gran tecnología, lograban hacer del doblaje un arte, en especial a todos los que en algún momento doblaron la voz de El Enmascarado de Plata, que con enorme talento lograban sincronizar su voz con los labios de él pareciendo que en realidad era su propia voz.
En la mayoría de las películas del Santo, quienes hacían los doblajes de su voz fueron estos grandes actores: Bruno Rey y Óscar Morelli, aunque eventualmente lo hicieron también el maestro Carlos Ancira y don Víctor Alcocer quien, más bien, regularmente doblaba la voz de Blue Demon.
Las voces de Rey y Morelli fueron indiscutiblemente las más emblemáticas. Bruno también hizo las voces del ‘Fugitivo’, doblando la voz del actor David Janssen y del actor Dan White, que interpretaba el personaje de Bob, del ‘Gran Chaparral’ entre muchas otras voces.
Si ustedes quieren ver el rostro y escuchar la voz de cualquiera de esto dos actores es tan simple como entrar a internet y buscarlos en alguna película o telenovela y pueden hacer un ejercicio sumamente interesante que yo alguna vez hice y es muy divertido.
Consiste en cerrar los ojos y escuchar la voz de Morelli o Bruno Rey e imaginar que es El Santo quien está hablando y diciendo palabras de amor a su enamorada, o sollozando, depende de lo que escojan escuchar. La voz original de mi padre solamente la podemos escuchar en sus entrevistas, pues en el cine siempre se la doblaron. Los motivos fueron dos: el primero, y más importante, fue que mi padre no quería que se escuchará su voz para evitar que lo reconocieran en la calle y, la segunda causa era que su dicción no le agradaba, además, diría yo, del timbre de la voz.
Así como Bruno Rey, Óscar Morelli, Carlos Ancira y Víctor Alcocer merecen un reconocimiento por su excelente trabajo, no debemos olvidar a gente como Jorge Arvizu ‘El Tata’, quien se encarga de hacer las voces de ‘Benito Bodoque’ y ‘Cucho’ en ‘Don Gato’ o Rubén Cerda que, por años, ha sido la voz oficial de
Mickey Mouse, pero el personaje con el que ha sido reconocido internacionalmente es por Pedro Picapiedra. Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.
- See more at: http://www.record.com.mx/blog/el-doblaje-en-el-cine-y-la-tv#sthash.d3dAGNjG.dpuf

Primera caída:
Las películas

A pesar de que mucha gente está en contra del doblaje en las películas y en las series de televisión, al argumentar que daña la calidad del material y porque las bandas sonoras originales pierden autenticidad (lo cual yo creo que tiene mucho de cierto), pienso que en ocasiones es necesario, sobre todo en las series de televisión que tanto disfrutamos desde ‘Los Locos Adams’, ‘La Familia Monster’, las caricaturas de ‘Don Gato y su Pandilla’, ‘Los Picapiedra’ hasta ‘Los Simpson’ o ‘Dr. House.
Otra opción es poner subtítulos en la pantalla, pero la desventaja de subtitular una película es que ensucia la imagen original. Nos guste o no, el doblaje existe y en muchas ocasiones es necesario.
Recuerdo muy bien que lo primero que aprendí cuando era un niño fueron los tres pasos para realizar una película. Escuchaba a mi padre hablar con don Guillermo Calderón de la preproducción, la producción y la post-producción. Entendí que la primera era la etapa de preparación de la película en donde una idea se convertía en un proyecto y más tarde en una realidad, y lo primero que se requería para lograrlo era tener un guión o argumento.
Yo estaba atento cuando iban a realizar un casting de actores que serían los protagonistas y después buscaban las locaciones ideales para la cinta. Muchas eran hechas por los talentosos y creativos escenógrafos mexicanos, quienes fabricaban dentro de alguno de los foros de los Estudios Churubusco las escenografías de las películas de mi padre.
Los veía hacer desde las telarañas con pegamento amarillo y los ataúdes de los vampiros con madera a la que después bañaban con cemento que esparcían con una máquina de tirol para darle un aspecto rústico, hasta crear cuevas y el famoso laboratorio de El Santo. En otras ocasiones se utilizaban escenarios naturales como las callejuelas de Coyoacán, algunas carreteras, el mar de Acapulco y bosques del Estado de México. Este arduo trabajo era responsabilidad del gerente de producción.
El segundo paso era para mí el más divertido, porque empezaba la acción, era cuando daban el pizarrazo inicial de la película. Entonces, daba comienzo de lleno la producción, para entonces ya estaba todo organizado: presupuesto, actores, locaciones, equipo de trabajo, utilería, equipo de sonido, cámara, efectos especiales, maquillaje, vestuario, etc.
Regularmente, las películas se realizaban en cuatro semanas y era muy interesante ver unos días después de cada filmación los ‘roshes’, que eran las diferentes escenas que se habían filmado a lo largo de la semana. Las veíamos en las pequeñas salas de proyección de los Estudios Churubusco.
Después del rodaje venía el tercer paso, y tal vez lo más minucioso y delicado que era la post-producción. Aquí llegaba todo el material y se iban eligiendo las mejores tomas: la música, la edición y se iba corrigiendo el color y el sonido. En las películas de mi padre era necesario hacer doblaje, porque a él siempre se le dobló la voz y, obviamente, a otros actores cuando se requería, cuando había fallas en el sonido.
Segunda caída:
El doblaje

A lo largo de estas dos últimas semanas he tenido que hacer algunos doblajes para mi películadocumental. Esto, debido a que en algunas partes el sonido está ‘sucio’, hay ruido excesivo del aire y del ambiente en general. Esto sucedió porque mucho del material que se utilizó está grabado en las calles de las diferentes ciudades que he visitado, así que fue necesario hacer el doblaje de algunas partes. La primera vez que hice un doblaje fue cuando filmé aquellas películas que realicé con mi padre: ‘Santo contra la Venganza de la Momia’, ‘Santo contra Capulina’ y ‘Santo contra la Llorona’. Mi último doblaje lo hice para la película ‘Santo la Leyenda del Enmascarado de Plata’.
Ahora que volví a realizar esta interesante actividad con el excelente diseñador de sonido Nerio Barbieri, me sorprendí con los grandes avances de la tecnología, pues ahora todo es mucho más fácil al realizar el doblaje, basta con seguir las indicaciones del director para darle la entonación y el sentido a cada frase o diálogo y entonces el ingeniero de sonido a través de una consola graba los diálogos nuevos hasta elegir el mejor. Pero lo maravilloso es cuando la voz va junto con la imagen y es necesario sincronizar el movimiento de los labios con los diálogos recién grabados y lo hace una máquina con un sistema de edición y grabación de audio de nombre ‘Pro tools’, que dentro lleva un ‘Plug in’ que se llama ‘Auto tone’ y de esta manera digital se sincroniza automáticamente la voz con el movimiento de los labios. ¡Verdaderamente es una maravilla!
Tercera caída:
Los maestros del doblaje

Hoy quiero hacer mención de todos aquellos actores y maestros del doblaje que sin tener al alcance toda esta gran tecnología, lograban hacer del doblaje un arte, en especial a todos los que en algún momento doblaron la voz de El Enmascarado de Plata, que con enorme talento lograban sincronizar su voz con los labios de él pareciendo que en realidad era su propia voz.
En la mayoría de las películas del Santo, quienes hacían los doblajes de su voz fueron estos grandes actores: Bruno Rey y Óscar Morelli, aunque eventualmente lo hicieron también el maestro Carlos Ancira y don Víctor Alcocer quien, más bien, regularmente doblaba la voz de Blue Demon.
Las voces de Rey y Morelli fueron indiscutiblemente las más emblemáticas. Bruno también hizo las voces del ‘Fugitivo’, doblando la voz del actor David Janssen y del actor Dan White, que interpretaba el personaje de Bob, del ‘Gran Chaparral’ entre muchas otras voces.
Si ustedes quieren ver el rostro y escuchar la voz de cualquiera de esto dos actores es tan simple como entrar a internet y buscarlos en alguna película o telenovela y pueden hacer un ejercicio sumamente interesante que yo alguna vez hice y es muy divertido.
Consiste en cerrar los ojos y escuchar la voz de Morelli o Bruno Rey e imaginar que es El Santo quien está hablando y diciendo palabras de amor a su enamorada, o sollozando, depende de lo que escojan escuchar. La voz original de mi padre solamente la podemos escuchar en sus entrevistas, pues en el cine siempre se la doblaron. Los motivos fueron dos: el primero, y más importante, fue que mi padre no quería que se escuchará su voz para evitar que lo reconocieran en la calle y, la segunda causa era que su dicción no le agradaba, además, diría yo, del timbre de la voz.
Así como Bruno Rey, Óscar Morelli, Carlos Ancira y Víctor Alcocer merecen un reconocimiento por su excelente trabajo, no debemos olvidar a gente como Jorge Arvizu ‘El Tata’, quien se encarga de hacer las voces de ‘Benito Bodoque’ y ‘Cucho’ en ‘Don Gato’ o Rubén Cerda que, por años, ha sido la voz oficial de
Mickey Mouse, pero el personaje con el que ha sido reconocido internacionalmente es por Pedro Picapiedra. Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.
- See more at: http://www.record.com.mx/blog/el-doblaje-en-el-cine-y-la-tv#sthash.d3dAGNjG.dpufPrimera caída:
Las películas

A pesar de que mucha gente está en contra del doblaje en las películas y en las series de televisión, al argumentar que daña la calidad del material y porque las bandas sonoras originales pierden autenticidad (lo cual yo creo que tiene mucho de cierto), pienso que en ocasiones es necesario, sobre todo en las series de televisión que tanto disfrutamos desde ‘Los Locos Adams’, ‘La Familia Monster’, las caricaturas de ‘Don Gato y su Pandilla’, ‘Los Picapiedra’ hasta ‘Los Simpson’ o ‘Dr. House.
Otra opción es poner subtítulos en la pantalla, pero la desventaja de subtitular una película es que ensucia la imagen original. Nos guste o no, el doblaje existe y en muchas ocasiones es necesario.
Recuerdo muy bien que lo primero que aprendí cuando era un niño fueron los tres pasos para realizar una película. Escuchaba a mi padre hablar con don Guillermo Calderón de la preproducción, la producción y la post-producción. Entendí que la primera era la etapa de preparación de la película en donde una idea se convertía en un proyecto y más tarde en una realidad, y lo primero que se requería para lograrlo era tener un guión o argumento.
Yo estaba atento cuando iban a realizar un casting de actores que serían los protagonistas y después buscaban las locaciones ideales para la cinta. Muchas eran hechas por los talentosos y creativos escenógrafos mexicanos, quienes fabricaban dentro de alguno de los foros de los Estudios Churubusco las escenografías de las películas de mi padre.
Los veía hacer desde las telarañas con pegamento amarillo y los ataúdes de los vampiros con madera a la que después bañaban con cemento que esparcían con una máquina de tirol para darle un aspecto rústico, hasta crear cuevas y el famoso laboratorio de El Santo. En otras ocasiones se utilizaban escenarios naturales como las callejuelas de Coyoacán, algunas carreteras, el mar de Acapulco y bosques del Estado de México. Este arduo trabajo era responsabilidad del gerente de producción.
El segundo paso era para mí el más divertido, porque empezaba la acción, era cuando daban el pizarrazo inicial de la película. Entonces, daba comienzo de lleno la producción, para entonces ya estaba todo organizado: presupuesto, actores, locaciones, equipo de trabajo, utilería, equipo de sonido, cámara, efectos especiales, maquillaje, vestuario, etc.
Regularmente, las películas se realizaban en cuatro semanas y era muy interesante ver unos días después de cada filmación los ‘roshes’, que eran las diferentes escenas que se habían filmado a lo largo de la semana. Las veíamos en las pequeñas salas de proyección de los Estudios Churubusco.
Después del rodaje venía el tercer paso, y tal vez lo más minucioso y delicado que era la post-producción. Aquí llegaba todo el material y se iban eligiendo las mejores tomas: la música, la edición y se iba corrigiendo el color y el sonido. En las películas de mi padre era necesario hacer doblaje, porque a él siempre se le dobló la voz y, obviamente, a otros actores cuando se requería, cuando había fallas en el sonido.
Segunda caída:
El doblaje

A lo largo de estas dos últimas semanas he tenido que hacer algunos doblajes para mi películadocumental. Esto, debido a que en algunas partes el sonido está ‘sucio’, hay ruido excesivo del aire y del ambiente en general. Esto sucedió porque mucho del material que se utilizó está grabado en las calles de las diferentes ciudades que he visitado, así que fue necesario hacer el doblaje de algunas partes. La primera vez que hice un doblaje fue cuando filmé aquellas películas que realicé con mi padre: ‘Santo contra la Venganza de la Momia’, ‘Santo contra Capulina’ y ‘Santo contra la Llorona’. Mi último doblaje lo hice para la película ‘Santo la Leyenda del Enmascarado de Plata’.
Ahora que volví a realizar esta interesante actividad con el excelente diseñador de sonido Nerio Barbieri, me sorprendí con los grandes avances de la tecnología, pues ahora todo es mucho más fácil al realizar el doblaje, basta con seguir las indicaciones del director para darle la entonación y el sentido a cada frase o diálogo y entonces el ingeniero de sonido a través de una consola graba los diálogos nuevos hasta elegir el mejor. Pero lo maravilloso es cuando la voz va junto con la imagen y es necesario sincronizar el movimiento de los labios con los diálogos recién grabados y lo hace una máquina con un sistema de edición y grabación de audio de nombre ‘Pro tools’, que dentro lleva un ‘Plug in’ que se llama ‘Auto tone’ y de esta manera digital se sincroniza automáticamente la voz con el movimiento de los labios. ¡Verdaderamente es una maravilla!
Tercera caída:
Los maestros del doblaje

Hoy quiero hacer mención de todos aquellos actores y maestros del doblaje que sin tener al alcance toda esta gran tecnología, lograban hacer del doblaje un arte, en especial a todos los que en algún momento doblaron la voz de El Enmascarado de Plata, que con enorme talento lograban sincronizar su voz con los labios de él pareciendo que en realidad era su propia voz.
En la mayoría de las películas del Santo, quienes hacían los doblajes de su voz fueron estos grandes actores: Bruno Rey y Óscar Morelli, aunque eventualmente lo hicieron también el maestro Carlos Ancira y don Víctor Alcocer quien, más bien, regularmente doblaba la voz de Blue Demon.
Las voces de Rey y Morelli fueron indiscutiblemente las más emblemáticas. Bruno también hizo las voces del ‘Fugitivo’, doblando la voz del actor David Janssen y del actor Dan White, que interpretaba el personaje de Bob, del ‘Gran Chaparral’ entre muchas otras voces.
Si ustedes quieren ver el rostro y escuchar la voz de cualquiera de esto dos actores es tan simple como entrar a internet y buscarlos en alguna película o telenovela y pueden hacer un ejercicio sumamente interesante que yo alguna vez hice y es muy divertido.
Consiste en cerrar los ojos y escuchar la voz de Morelli o Bruno Rey e imaginar que es El Santo quien está hablando y diciendo palabras de amor a su enamorada, o sollozando, depende de lo que escojan escuchar. La voz original de mi padre solamente la podemos escuchar en sus entrevistas, pues en el cine siempre se la doblaron. Los motivos fueron dos: el primero, y más importante, fue que mi padre no quería que se escuchará su voz para evitar que lo reconocieran en la calle y, la segunda causa era que su dicción no le agradaba, además, diría yo, del timbre de la voz.
Así como Bruno Rey, Óscar Morelli, Carlos Ancira y Víctor Alcocer merecen un reconocimiento por su excelente trabajo, no debemos olvidar a gente como Jorge Arvizu ‘El Tata’, quien se encarga de hacer las voces de ‘Benito Bodoque’ y ‘Cucho’ en ‘Don Gato’ o Rubén Cerda que, por años, ha sido la voz oficial de
Mickey Mouse, pero el personaje con el que ha sido reconocido internacionalmente es por Pedro Picapiedra. Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.
- See more at: http://www.record.com.mx/blog/el-doblaje-en-el-cine-y-la-tv#sthash.d3dAGNjG.dpufPrimera caída:
Las películas

A pesar de que mucha gente está en contra del doblaje en las películas y en las series de televisión, al argumentar que daña la calidad del material y porque las bandas sonoras originales pierden autenticidad (lo cual yo creo que tiene mucho de cierto), pienso que en ocasiones es necesario, sobre todo en las series de televisión que tanto disfrutamos desde ‘Los Locos Adams’, ‘La Familia Monster’, las caricaturas de ‘Don Gato y su Pandilla’, ‘Los Picapiedra’ hasta ‘Los Simpson’ o ‘Dr. House.
Otra opción es poner subtítulos en la pantalla, pero la desventaja de subtitular una película es que ensucia la imagen original. Nos guste o no, el doblaje existe y en muchas ocasiones es necesario.
Recuerdo muy bien que lo primero que aprendí cuando era un niño fueron los tres pasos para realizar una película. Escuchaba a mi padre hablar con don Guillermo Calderón de la preproducción, la producción y la post-producción. Entendí que la primera era la etapa de preparación de la película en donde una idea se convertía en un proyecto y más tarde en una realidad, y lo primero que se requería para lograrlo era tener un guión o argumento.
Yo estaba atento cuando iban a realizar un casting de actores que serían los protagonistas y después buscaban las locaciones ideales para la cinta. Muchas eran hechas por los talentosos y creativos escenógrafos mexicanos, quienes fabricaban dentro de alguno de los foros de los Estudios Churubusco las escenografías de las películas de mi padre.
Los veía hacer desde las telarañas con pegamento amarillo y los ataúdes de los vampiros con madera a la que después bañaban con cemento que esparcían con una máquina de tirol para darle un aspecto rústico, hasta crear cuevas y el famoso laboratorio de El Santo. En otras ocasiones se utilizaban escenarios naturales como las callejuelas de Coyoacán, algunas carreteras, el mar de Acapulco y bosques del Estado de México. Este arduo trabajo era responsabilidad del gerente de producción.
El segundo paso era para mí el más divertido, porque empezaba la acción, era cuando daban el pizarrazo inicial de la película. Entonces, daba comienzo de lleno la producción, para entonces ya estaba todo organizado: presupuesto, actores, locaciones, equipo de trabajo, utilería, equipo de sonido, cámara, efectos especiales, maquillaje, vestuario, etc.
Regularmente, las películas se realizaban en cuatro semanas y era muy interesante ver unos días después de cada filmación los ‘roshes’, que eran las diferentes escenas que se habían filmado a lo largo de la semana. Las veíamos en las pequeñas salas de proyección de los Estudios Churubusco.
Después del rodaje venía el tercer paso, y tal vez lo más minucioso y delicado que era la post-producción. Aquí llegaba todo el material y se iban eligiendo las mejores tomas: la música, la edición y se iba corrigiendo el color y el sonido. En las películas de mi padre era necesario hacer doblaje, porque a él siempre se le dobló la voz y, obviamente, a otros actores cuando se requería, cuando había fallas en el sonido.
Segunda caída:
El doblaje

A lo largo de estas dos últimas semanas he tenido que hacer algunos doblajes para mi películadocumental. Esto, debido a que en algunas partes el sonido está ‘sucio’, hay ruido excesivo del aire y del ambiente en general. Esto sucedió porque mucho del material que se utilizó está grabado en las calles de las diferentes ciudades que he visitado, así que fue necesario hacer el doblaje de algunas partes. La primera vez que hice un doblaje fue cuando filmé aquellas películas que realicé con mi padre: ‘Santo contra la Venganza de la Momia’, ‘Santo contra Capulina’ y ‘Santo contra la Llorona’. Mi último doblaje lo hice para la película ‘Santo la Leyenda del Enmascarado de Plata’.
Ahora que volví a realizar esta interesante actividad con el excelente diseñador de sonido Nerio Barbieri, me sorprendí con los grandes avances de la tecnología, pues ahora todo es mucho más fácil al realizar el doblaje, basta con seguir las indicaciones del director para darle la entonación y el sentido a cada frase o diálogo y entonces el ingeniero de sonido a través de una consola graba los diálogos nuevos hasta elegir el mejor. Pero lo maravilloso es cuando la voz va junto con la imagen y es necesario sincronizar el movimiento de los labios con los diálogos recién grabados y lo hace una máquina con un sistema de edición y grabación de audio de nombre ‘Pro tools’, que dentro lleva un ‘Plug in’ que se llama ‘Auto tone’ y de esta manera digital se sincroniza automáticamente la voz con el movimiento de los labios. ¡Verdaderamente es una maravilla!
Tercera caída:
Los maestros del doblaje

Hoy quiero hacer mención de todos aquellos actores y maestros del doblaje que sin tener al alcance toda esta gran tecnología, lograban hacer del doblaje un arte, en especial a todos los que en algún momento doblaron la voz de El Enmascarado de Plata, que con enorme talento lograban sincronizar su voz con los labios de él pareciendo que en realidad era su propia voz.
En la mayoría de las películas del Santo, quienes hacían los doblajes de su voz fueron estos grandes actores: Bruno Rey y Óscar Morelli, aunque eventualmente lo hicieron también el maestro Carlos Ancira y don Víctor Alcocer quien, más bien, regularmente doblaba la voz de Blue Demon.
Las voces de Rey y Morelli fueron indiscutiblemente las más emblemáticas. Bruno también hizo las voces del ‘Fugitivo’, doblando la voz del actor David Janssen y del actor Dan White, que interpretaba el personaje de Bob, del ‘Gran Chaparral’ entre muchas otras voces.
Si ustedes quieren ver el rostro y escuchar la voz de cualquiera de esto dos actores es tan simple como entrar a internet y buscarlos en alguna película o telenovela y pueden hacer un ejercicio sumamente interesante que yo alguna vez hice y es muy divertido.
Consiste en cerrar los ojos y escuchar la voz de Morelli o Bruno Rey e imaginar que es El Santo quien está hablando y diciendo palabras de amor a su enamorada, o sollozando, depende de lo que escojan escuchar. La voz original de mi padre solamente la podemos escuchar en sus entrevistas, pues en el cine siempre se la doblaron. Los motivos fueron dos: el primero, y más importante, fue que mi padre no quería que se escuchará su voz para evitar que lo reconocieran en la calle y, la segunda causa era que su dicción no le agradaba, además, diría yo, del timbre de la voz.
Así como Bruno Rey, Óscar Morelli, Carlos Ancira y Víctor Alcocer merecen un reconocimiento por su excelente trabajo, no debemos olvidar a gente como Jorge Arvizu ‘El Tata’, quien se encarga de hacer las voces de ‘Benito Bodoque’ y ‘Cucho’ en ‘Don Gato’ o Rubén Cerda que, por años, ha sido la voz oficial de
Mickey Mouse, pero el personaje con el que ha sido reconocido internacionalmente es por Pedro Picapiedra. Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.

- See more at: http://www.record.com.mx/blog/el-doblaje-en-el-cine-y-la-tv#sthash.d3dAGNjG.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS