viernes, 10 de mayo de 2013

Brindo por mi Madre, y por la tuya también



Primera caída:
El hijo.

Cuando tengan esta columna en sus manos, estimados amigos, yo estaré volando a la ciudad de San José, California, para presentarme los días 10 y 11 en las ciudades de Turlock y Sacramento, en Estados Unidos.

Antes de iniciar esta columna quiero felicitar a todo el gran equipo de este diario deportivo RÉCORD, que está cumpliendo 11 exitosos años de vida y para mí es un honor ser parte de él desde hace ya seis años.

Hoy no les voy a hablar como El Hijo del Santo, más bien lo haré como el hijo de María de los Ángeles, una maravillosa mujer, mi madre, a quien perdí lamentablemente hace 32 años, cuando yo cursaba el primer semestre de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Iberoamericana.

Ese 10 de junio de 1981 ha sido, quizá, el día más triste de mi vida. Mi mamá contrajo matrimonio con mi padre un día 8 de mayo y ella era la luz de nuestro hogar. Fue una mujer que dedicó la vida a su familia y cuando murió, todo cambió.

Muchos de ustedes, tal vez, al igual que yo, sólo guardan el bello recuerdo de su mamá, porque ya la han perdido como yo, pero todos aquellos que tengan la bendición de conservarla, disfrútenla al máximo, no sólo el 10 de mayo, sino todos los días.

Mi mamá fue responsable de 50 por ciento del éxito de mi padre; siempre lo apoyó en todo, y gracias a ella, mi papá tuvo la libertad de viajar sin ningún reproche, de compartir el escenario con bellas mujeres sin sentirse celado. En mi madre tuvo siempre a una fiel compañera y sobre todo, a una esposa dedicada ciento por ciento a su hogar y a sus hijos.

Segunda caída:
Mi madre.

La recuerdo siempre muy guapa, alegre y activa. Me tomaba de la mano y me llevaba al mercado en donde todos los días hacía su ‘mandado’. La sencillez, ternura y generosidad se reflejaba en su rostro.

Toda la gente la quería y respetaba. Cuando tocaban el timbre de mi casa, muchas veces era para pedir un vaso con agua o un pan y ella siempre, sin excepción, se tomaba el tiempo para preparar en un plato, tres o cuatro tacos o dos tortas para saciar el hambre y la sed de aquellas personas.

Siempre tenía una moneda para darle ayuda a todos los que le pedían una limosna, ya sea en una iglesia, calle o mercado. Mi mamá fue una mujer muy bella por dentro y por fuera. Fue ella quien me enseñó a admirar y respetar a mi padre; ella me inculcó muchos valores morales, como el respeto, la generosidad, la lealtad, la amistad, la humildad y la gratitud.

Tercera caída:
El homenaje.

Hoy quiero brindarle a ella, y a todas las madres que dedican la vida a su familia; a aquellas que esperan con amor y ternura a su primer bebé; a las que han cambiado su vida y su destino por cuidar y proteger a sus hijos recién nacidos; a todas aquellas que madrugan para mandar a sus pequeños a la escuela, a pesar de su desvelo.

Brindo un homenaje a todas aquellas madres solteras que trabajan con esmero, que tienen que dejar en una guardería a sus hijos sacrificando el tiempo junto a ellos para poder sostener un hogar; a todas las mujeres que han quedado viudas y por el amor a los hijos o a sus nietos siguen adelante, a las que toman la decisión de tener a un hijo en la cárcel o a las que tienen un hijo preso lejos de ellas.

Especialmente quiero brindar un homenaje a todas las madres que han tenido la desgracia de perder a un hijo o hija y la única manera que tienen de poder estar cerca de ellos o ellas es en su sepulcro o en su corazón por no haber encontrado nunca sus cuerpos; y también a las que han tenido la valentía de, a pesar de haber sufrido una violación, decidir darle vida a un ser, y qué decir de las mamás amorosas que tienen hijos con discapacidad y no se despegan ni un minuto de ellos.

Y también brindo por todas aquellas que se dedican al deporte y ahora son mamás, como mis compañeras luchadoras que continúan con éxito sus carreras profesionales. También brindo un homenaje a todas las madres que tuvieron hijos exitosos que hoy han puesto en alto el nombre de México, como las mamás de Hugo Sánchez, Chicharito Hernández, Rafa Márquez, el pitcher Jorge de la Rosa, Alberto del Río, Lorena Ochoa, Iridia Salazar y Paola Espinosa, entre muchísimas otras. ¡Qué orgullo habrán sentido de ver triunfar a lo grande a sus pequeños!

No me olvido de las madres que también tienen hijos exitosos y no son precisamente conocidos públicamente. Brindo por tu mamá, sí, por la tuya, que tienes este periódico en tus manos.

Por lo pronto, yo le doy gracias a Dios por haberme dado una madre que me enseñó a amar la vida y que hoy es un ángel que me acompaña día tras día y en todo momento. Gracias, mamá, por jugar, viajar y llorar junto a mí, por cuidarme, abrazarme y acariciarme; gracias por sonreírme siempre y darme tus consejos, pero sobre todo por amarme tanto.

No puedo dejar de felicitar a mi amada esposa y compañera que me ha dado dos hijos que son mi alegría y fortaleza. ¡Feliz Día de las Madres!

Les recuerdo que este sábado 11 de mayo se presenta Todo x El Todo 2013 en División del Norte y Río Churubusco. LA Park vs Dr. Wagner Jr. finalmente se verán en una ‘Lucha a Muerte’, además del encuentro donde caerá una máscara o cabellera y en la que participará la recién llegada a esta empresa: Lady Apache, quien subirá al ring con las hermanas Moreno, Chik Tormenta, La Legendaria Cholita, Cristal, La Diosa Maya y Violeta, a las que se les rendirá un merecido homenaje por el Día de las Madres, así como a todas las presentes.

Además, también participará El Hijo del Solitario, Villano IV, Ángel Blanco Jr., Rayman, Bobby Lee Jr., Atila Jr. y muchos más. Será una función que no se pueden perder. Los que vayan al partido de mis Águilas vs Pumas a las 5:00 pm, les da tiempo de llegar a esta gran función, que dará inicio a las 8:30.

Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS