sábado, 22 de junio de 2013

Juegan a crecer

El Museo del Juguete Antiguo prevé abrir una biblioteca, dos salas de exhibición, una galería y una residencia para artistas

Desde niño, el arquitecto mexicano de origen japonés Roberto Y. Shimizu Kaneko tuvo la costumbre de guardar todo lo que le hacía feliz. Además de los carritos, locomotoras, barcos, futbolitos, trompos, yoyos, baleros, bicicletas y cientos de objetos antiguos y modernos que actualmente se exhiben en el Museo del Juguete Antiguo Mexicano (MUJAM), este incansable coleccionista y fundador de este museo también guardó los comics, historietas, mangas, cancioneros, cuentos, revistas de box y lucha libre que leyó en su infancia y juventud.
Ese acervo se enriqueció más tarde con la ayuda de su hijo Roberto, por el contacto que mantiene con otros coleccionistas y sus expediciones a tianguis y mercados de pulgas, de donde también rescató cómics, revistas, libros y fotografías con temas sobre la cultura popularmexicana.
En unos meses, este singular acervo gráfico y documental estará disponible para público interesado e investigadores de la cultura popular en una pequeña biblioteca que esta familia de coleccionistas planea abrir como un complemento a la colección de juguetes y objetos antiguos que desde hace cinco años se exhibe al público en el museo, ubicado en la colonia Doctores.
Este Centro de Estudios Populares de México del MUJAM, como lo han bautizado, forma parte de un proyecto de ampliación del museo e incluye la apertura de la biblioteca y su pequeña sala de consulta, dos nuevas salas de exhibición, una galería de arte y una residencia para artistas.
“Decidimos abrir la biblioteca para compartir el acervo de nuestra familia, como lo hemos hecho con los juguetes. También es una colección que hemos acumulado a lo largo de más de 60 años”, dice en entrevista Roberto Shimizu, hijo, director creativo del museo.
La biblioteca, cuyas paredes han sido intervenidas por artistas mexicanos, albergará cerca de 20 mil libros con temáticas sobre la infancia y juventud mexicana, sobre el coleccionismo de juguetes y la cultura popular, además de un incontable número de cómics, mangas, periódicos, revistas, magazines, álbumes, mapas, fotografías y hasta discos de vinil.
Una buena parte del acervo, explica Roberto Y. Shimizu, padre, la conforman libros y materiales que permiten ver la evolución de las formas de aprendizaje y entretenimiento de la niñez mexicana, pues recuerda que, por ejemplo, durante la segunda mitad del siglo pasado, las campañas de alfabetización en México tomaron al cuento y a las historietas como una herramienta para que los niños aprendieran a leer.
“El cuento sirvió para la alfabetización del pueblo, entre ellos las historietas de El Enmascarado de Plata que alentó a que varios niños se comprometieran a leer”.
Sin embargo, considera que más que un círculo infantil de lectura, este acervo podría funcionar como un buen material para estudiar la evolución del niño dentro de la sociedad mexicana. “Sería un buen material para antropólogos, historiadores y especialistas interesados en la historia de la infancia y juventud mexicana”, comenta el coleccionista.
De cómics, box, luchas y vedettes
Entre cuentos, cancioneros, historietas y cómics como Santo. El Enmascarado de PlataLos chamuscados,Memín PinguínLa Familia Burrón, TarzanLos Súper Sabios y Kalimán, entre otros, resaltan varios libros sobre coleccionismo de juguetes.
“Son libros en donde se indica el fabricante, el modelo, el lugar dónde se pueden obtener, cuánto vale, qué características tiene”, explica el coleccionista, quien asegura que esta será la primera biblioteca en donde se pueda encontrar libros sobre coleccionismo de juguetes.
En ese acervo también se podrán consultar documentos gráficos y documentales sobre box, futbol y lucha libre mexicana, entre ellos documentos personales, fotos -con sus negativos- de El Santo, así como revistas y materiales que hablan sobre este icono de la lucha libre mexicana.
En un fólder desgastado que Roberto Y. Shimizu guarda celosamente en una caja de cartón, salta a la vista unmaterial gráfico único, aún sin clasificar. Son cerca de mil 500 fotografías, con sus negativos, que integran una pasarela de diversas mujeres que engalanaron la época dorada de las vedettes en México. “El vodevil y esa gran época del cabaret fue una de las cosas más bonitas. Estas mujeres no son al estilo del tubo o table dance de ahora, eran artistas de cabaret”, apunta el coleccionista que asegura tener la mayor colección de fotografías sobre el tema.
Espacios para nuevos artistas
Otro de los trabajos que se realiza en el museo es el acondicionamiento de nuevos espacios de exhibición, pues actualmente apenas se muestra 5% del total de la colección, la cual asciende a un millón de piezas.
Ubicada en el tercer piso del edificio del museo, el área que funcionará como sala de consulta y biblioteca ha sido acondicionado con muebles y objetos antiguos y reusados, los cuales contrastan con los trazos y colores de 10 jóvenes artistas que fueron convocados por Roberto Shimizu, hijo, para darle color al espacio. “Nuestro interés en el museo es también darle espacio a los nuevos creadores, a los artistas emergentes”, comenta el conocido promotor de arte urbano en México.
Con esa misma intención, en una sala del edificio está casi lista una pequeña galería para que los artistas interesados exhiban su obra; además, próximamente se planea el acondicionamiento de espacios que funcionen como residencia de artistas.
“En su momento queremos hacer una academia de artes, pero por ahora el plan es tener una residencia para los artistas que vengan del extranjero o del interior de la República”, comenta Roberto, hijo.
Entre los artistas que intervinieron los muros de la biblioteca están Curiot, Trash, Bue The Warrior, Mauro Carrera, Paola Delfín y el colectivo de stencil Siamés, cuya pieza le da el toque particular al espacio: En una especie de tira cómica Kalimán pelea contra Godzilla en el “siniestro mundo del juguete”. Una alegoría a esta familia de coleccionistas “con raíces japonesas pero 100% mexicanos”.
Cortesía: http://www.eluniversal.com.mx y Abida Ventura | El Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS