viernes, 7 de junio de 2013

TEMPESTAD EN JAPÓN




Primera caída:
Primeros entrenamientos de mi padre.

Estimados amigos de Récord, con el paso de los meses y de los años esta columna me ha unido de una manera muy singular con ustedes. Aquí les he hablado de historias muy diversas, de recuerdos, noticias, sobretodo de eventos relacionados con la lucha libre. Hoy quiero compartir con ustedes un acontecimiento muy personal e importante para mi y para mi hijo quien a sus 16 años se ha marchado a un viaje al Japón donde va a entrenar bajo el nombre de "Tempestad” y utilizando una máscara negra, siendo esto algo que quedara escrito como parte de la historia de la dinastía de El Santo y de la lucha libre.

Platicando con mi hijo le decía que cuando somos jóvenes todos buscamos con enorme interés alguna profesión o trabajo que nos guste, precisamente para realizarlo con placer y esto en su momento le sucedió a mi padre cuando dejo atrás su natal Tulancingo Hidalgo y llego a la gran Capital Metropolitana.

Fue en el año de 1933 cuando llego oficialmente la lucha libre a México. Mi padre pudo ver este deporte como espectador en el Casino de Policía en donde efectuaban funciones de Box y Lucha Libre la cual lo cautivó igual que a sus hermanos: Jesús, Miguel y Jimmy. En ese viejo Casino de Policía mi papa empezó a entrenar Jiu-Jitsu, lucha olímpica, grecorromana, intercolegial y libre con algunos de sus amigos como Vicente Ramírez, compañero de la escuela Abraham Castellanos y con Eddy Palau, bajo la supervisión del profesor Gutiérrez.

Era tal su obsesión que debuto a los 16 años de edad siendo apenas un joven adolescente y no imaginó jamás lo que iba a lograr en su futuro con el paso de los años cuando se enmascaro por primera vez como El Hombre Rojo.

“Al escribir estas cuartillas no dejo de disfrutar el supremo deleite del recuerdo, de los días en que batalle tanto, ahora pareciéndome dulces aquellas amargas derrotas que mucho me entristecían. Aquí se recogen los frutos de mi experiencia, de niñez y mocedad. Aquí está el eco y el perfume de los más hondos recuerdos de mi vida en el ring"

Segunda caída:
Mis primeros entrenamientos.
Al recordar la historia de mi padre y disfrutar la historia que está forjando mi hijo, me remonto a esos inolvidables días de 1978 en que con tanto entusiasmo asistía a mis entrenamientos de natación, judo y de karate en el Y.M C.A. aquí en la Ciudad de México, siendo estos mis inicios en el deporte y la base fundamental para continuar en Guadalajara con mis entrenamientos de lucha, aunque no dure mucho allá y regrese a entrenar al D.F. e ingrese, por recomendación de un gran amigo de mi padre y mío después, Ismael Ramírez, mejor conocido como Charles Bronson Mexicano, al Centro Deportivo Nader ubicado en las calles de Cruces y Regina, lugar en donde di inicio a mis entrenamientos con pesas y en donde eventualmente me subía al ring. Después de estar por espacio de tres años en el Gimnasio de la Arena México con Rafael Salamanca, pise otros gimnasios como el Jordán, el Gloria y los Baños Providencia. En el Jordán por ejemplo, entrene con Tony Camargo "El Enfermero", con el Lobo Rubio, Blue Panther y Black Terry. Y fue así como dio inicio mi historia y que casualmente, también lo hice con una mascara negra haciéndome llamar Korac. Yo, igual que hoy mi hijo, tenía la ilusión de destacar por meritos propios y en mis planes no estaba llamarme Santo.

Tercera caída:
Primeros entrenamientos de mi hijo.

Mi hijo desde los 6 años inicio sus entrenamientos de natación y de Taekwondo y desde esa corta edad mostró interés por la lucha libre y en general por los deportes de contacto. Al cumplir los 12 años entreno durante casi 3 años en el Gimnasio Nuevo Jordán con el maestro Solar.
Posteriormente entrenó, igual que su abuelo, Jiu Jitsu en la Federación Mexicana y el 11 de septiembre del 2011, recuerdo que fue un día en el que me sentí muy orgulloso de él pues gano primer lugar al participar en el Primer Torneo Nacional Abierto de Ne Waza, que es una especialidad en algunas artes marciales, sobre todo en el Judo y Jiu-Jitsu; proviene del japonés y significa lucha desde el suelo o lucha a ras de lona. Obviamente continúa con sus estudios de preparatoria. Para poder hacer este viaje y el que le sigue a Nueva Zelanda, salió con excelentes calificaciones exentando 8 de 11 materias, de otra manera no se hubiera podido ir ya que como decía mi padre: los estudios son primero. No cabe duda que cuando uno quiere algo lo logra.
También sentí mucho orgullo cuando la empresa japonesa Pro Wrestling NOAH lo busco para llevárselo a entrenar al Japón y más aún cuando su presidente, Ryu Nakata vino a México hasta nuestra casa para entrevistarse con mi hijo y para pedirme autorización para presentarlo como El Nieto del Santo o El Santo Jr., nos sentimos muy honrados, sin embargo mi hijo opinó que aún no es el momento para portar la máscara de plata en cuestiones de lucha libre y sugirió llevar una máscara negra y llamarse "Tempestad", algo que sinceramente comprendí porque yo sé en carne propia que es una enorme responsabilidad llevar el nombre de Santo, El Enmascarado de Plata a cuestas, así que esto lo hará hasta que esté bien preparado y si él así lo decide y quiere ser luchador profesional. Por lo pronto para mí ya es El Santo Jr., El Nieto del Santo oficial, aunque lamentamos que hayan choteado tanto ese nombre del cual tenemos los registros de marca y derecho de autor, por lo tanto él es el heredero de mi nombre porque así lo decidí hace años y creo que nadie lo merece más que él.

Hoy comparto con ustedes dos sentimientos encontrados; por un lado me siento feliz de que ya este en Japón y por otro, me siento muy triste por su ausencia porque es un chavo sumamente alegre que llena los espacios de esta casa con su presencia. También sé que este viaje será una gran experiencia de vida para él, lo va a hacer madurar aún más de lo que ya es y a valorar más su entorno. Su nobleza estará a prueba, así como su humildad pues a demás de entrenar, tendrá que hacer otras actividades para ayudar en el dojo y son desde aprender a montar un ring.

En esta primera semana de junio estará en Tokyo y después iniciara una extensa gira en donde recorrerá con toda la compañía lugares como Hiroshima, Hakata, Ooita, Kumamoto, Kagoshima, Osaka, Nagoya, Shizuoka, Niigata, Ariake, Shizuoka, Tottori , Yonago, Kyoto,Gifu, Nagano y Yokohama.

"Y verás que tu puedes volar y que todo lo consigues. Y verás que no existe el dolor; hoy te toca ser feliz" Txus Di Fellatio. Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.

2 comentarios:

  1. LA VERDAD QUE PARA MÍ. ES MUY AGRADABLE LA NOTICIA DE TEMPESTAD YA QUE TODAS. LAS VECES QUE RODOLFO VINO A PANAMA POR LOS 60 DEJÓ. UNA MARCA INDELEBLE DE CABALLEROSIDAD Y PROFESIONALISMO.EL HIJO DEL SANTO BRILLA CON LUZ PROPIA Y EL NIETO LO HARA IGUAL.. SALUDOS DE REY DESDE REPÚBLICA. DE PANAMÁ

    ResponderEliminar
  2. SINCERAMENTE ES MUY AGRADABLE LEER ESTAS PALABRAS DE UN PADRE DEDICADO POR SU FAMILIA ESPEREMOS QUE A SU MOMENTO VEAMOS ALGO INSÓLITO EN EL RING DOS ENMASCARADOS DE PLATA EN LA ESQUINA TÉCNICA YO SE QUE A USTED PROFESOR LE HUBIERA GUSTADO COMPARTIR EL RING CON SU PADRE DIOS LO BENDIGA PROFESOR Y... QUE VIVA LA LUCHA LIBREEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!

    ResponderEliminar

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS