viernes, 20 de septiembre de 2013

La lucha de los mexicanos en Nueva York




Primera caída: Septiembre devastador
Estimados amigos de RÉCORD, les escribo desde la ciudad de Nueva York, lugar en la que pasé con enorme alegría las fiestas del 203 aniversario del inicio de la lucha por la Independencia de México. Compartí esta experiencia muy de cerca de la comunidad mexicana que reside en esta gran metrópoli y también estuve muy de cerca con la nueva cónsul Sandra Fuentes-Berain y las personas que trabajan en el Consulado de México en NY.
Desde luego, no pasaron desapercibidos los lamentables acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, cuando se derrumbaron las Torres Gemelas en Manhattan y hoy, 19 de septiembre, se cumplen 28 años de aquel devastador terremoto que sufrimos los mexicanos en 1985.
Y por si fuera poco, también estamos viviendo los tristes acontecimientos que han provocado la tormenta tropical Manuel y el huracán Ingrid en Guerrero, Tamaulipas, Veracruz y Morelos, lugares de procedencia de muchos de nuestros compatriotas que radican en el estado de Nueva York y quienes, lógicamente, están preocupados por sus familiares en México.
Regularmente, la mayoría de nosotros cuando viajamos al extranjero, estamos muy acostumbrados a ver gente latina, entre la que se encuentra un gran número de mexicanos a quienes vemos trabajando en restaurantes, en bodegas o en el campo, sin ni siquiera imaginar todos los sufrimientos, sacrificios y humillaciones que han experimentado durante su estancia en este país del norte para poder subsistir y establecerse, siendo la cultura, las costumbres, la comida, el idioma y sobre todo la injustificada discriminación, sus más grandes obstáculos.
Sin embargo, muchos de estos mexicanos hoy son exitosos empresarios. Con gran orgullo les comparto que los más de un millón de mexicanos que residen en el área de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, que cubre este consulado, están considerados como la gente latina más trabajadora y emprendedora ¿Que les parece?
Existen una y mil historias de indocumentados que con base en trabajo y esfuerzo han salido adelante junto con sus familias. Muchos de estos hombres y mujeres han dejado de convivir con los suyos, no han podido ver crecer a sus hijos, a quienes han dejado en México, pero gracias a su incansable trabajo han logrado sacarlos adelante a tal grado que muchos de los hijos de estos hombres y mujeres hoy son profesionistas universitarios, y la mejor recompensa al sacrificio que han hecho todos estos años, es que hoy son abuelos y tienen el suficiente tiempo y facilidades económicas para disfrutar con sus nietos, según me platica Juan Pérez, chofer de profesión y con 38 años al servicio del Consulado mexicano en Nueva York.
Segunda caída: Mexicanos exitosos
Conozco muchos casos de paisanos que han llegado a EU con una mano adelante y una atrás, pero que gracias a su perseverancia y deseos de superación han alcanzado el éxito.
Ejemplos hay muchos, como el de mi inolvidable tío Miguel ‘Black’ Guzmán, quien llegó a la ciudad de Houston en la década de los 50 en busca de nuevas oportunidades y se enfrentó a la discriminación cuando aún había letreros con la leyenda: “Se prohíbe la entrada a negros y mascotas” (Mi tío, aunque no tenía rasgos afros, era de piel muy oscura, de ahí lo de ‘Black’).
A base de tesón, se convirtió en uno de los empresarios y luchadores de mayor importancia en Texas, a tal grado que fue el retador número uno del campeón Mundial Completo Lou Thesz. La señora Patricia Hernandez, es otro ejemplo de trabajo y perseverancia. Ella es la fundadora y presidenta del Desfile Mexicano en Nueva York desde hace 18 años.
En este viaje, conocí a más personas exitosas como el singular Bernabé ‘El Gatillero’ Meléndez, hombre que por su personalidad aparenta ser un mafioso. Se acercó a mí en la fiesta de gala del desfile y me dijo abiertamente que no me había saludado antes porque pensó que yo podría ser un impostor, pero que en cuanto escuchó que los organizadores agradecían mi presencia, se dio cuenta de que en verdad era El Hijo del Santo.
Y de esta manera iniciamos una extensa y amena charla. Me quedé sorprendido al conocer su historia. Él nació en Nochistlán, Zacatecas, y muy joven se fue a radicar a Baja California, en donde se convirtió en luchador profesional “¡pero de los buenos!” dijo con orgullo y cierta nostalgia, mientras sus ojos se llenaban de lágrimas y se perdían a lo lejos como recordando.
Después de tomar un poco de aire continúo diciendo: “¡De esos que teníamos respeto por el público, por la lucha y que teníamos que entrenar día y noche para poder destacar! Yo fui el primer Flama Azul que existió en la lucha libre y recuerdo que Súper Astro y Rey Misterio, cuando eran aún unos niños, me cargaban la maleta al llegar a las arenas en Tijuana. ¡Ahí luchaba tu papacito y yo luchaba en las primeras luchas del programa!”
Hoy, Bernabé ‘El Gatillero’ Meléndez es un destacado actor, quien ha trabajado en la producción de más de 250 películas, protagonizando 100 de éstas y dirigido 39.
Otros paisanos han llegado de lavaplatos, de ayudantes de mecánicos y ya tienen sus propios talleres y restaurantes.
Así, muchos de mis compañeros luchadores han venido por una función y se han quedado para iniciar una nueva vida. Algunos se han convertido en promotores y hoy realizan sus propias funciones de lucha libre, y con ello crean más fuentes de trabajo para otros luchadores.
Además está el caso de Carlos Menchaca, quien ya hizo historia al convertirse en el primer mexicano-americano en ser elegido por los electores a un puesto político convirtiéndose en el primer Concejal de Brooklyn.
Tercera caída: Necesitan nuestro apoyo
Estar cerca de todos estos paisanos, escuchar sus reclamos, sus inquietudes y necesidades, ideales, conocer sus historias de soñadores (como la de Ángelo Cabrera, que como otros se vio desamparado y en la necesidad de recoger comida de la basura para sobrevivir, ser explotados y tratados como esclavos por no conocer sus derechos), me hace ver las cosas de manera distinta, me hace sentir la necesidad de hacer algo por ellos y apoyarlos.
Por esta razón, hoy que tengo la oportunidad de estar tan cerca del Consulado de México en Nueva York, gracias a la generosa invitación de la Cónsul Fuentes-Berain, puedo involucrarme y levantar la voz para que sean escuchados y resolver algunas de sus necesidades.
Muchos mexicanos que viven en Texas, California, NY, Florida, Illinois y otros estados se enfrentan a la ausencia de documentos para vivir de manera legal y están en espera de que sea aprobada la nueva Ley de Inmigración desde hace 20 años. Esta ley, según la opinión de muchos de ellos, traería beneficios económicos y sociales a esta nación ya que los mexicanos y latinos trabajan fuerte y la mayoría pagan impuestos.
Ahora, la cónsul tiene una gran misión: tratar de recuperar actas de nacimiento para, primero, identificarlos como mexicanos y, después, ir tras el segundo paso: la legalización en EU. ¿Cómo podrían hacerlo si hay muchos que no saben ni en qué año nacieron?
Y este es sólo un tema, ¡hay mucho trabajo por hacer! Sinceramente, confío en esta nueva administración del Consulado Mexicano en NY y sé que existe en ellos un verdadero deseo y buena voluntad para apoyar a los mexicanos residentes que en un 90 por ciento son de Puebla, Oaxaca y Guerrero.
La nueva cónsul Sandra Fuentes-Berain y su equipo tienen muy claro cuál es el objetivo: servir. Nunca me ha interesado participar en la política, pero cuando veo tanto trabajo y necesidades de unión y progreso, debo de confesar que me entusiasmo con la idea de participar.
“Cuando tu eres inspirado por un propósito o proyecto, todos tus pensamientos se hacen uno solo para alcanzar una meta, entonces ya no serás promesa, serás realización”. Jacinto Aponte.
Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS