domingo, 29 de septiembre de 2013

Santo, El Enmascarado de Plata, insustituible

A la fecha no hay luchadores que logren olvidar la trayectoria del Santo.

Si apenas en 2006 se presentaba el filme “Nacho Libre” con gran éxito, ¿por qué en México se dejaron de hacer películas de luchadores? La respuesta es sencilla: Santo, el enmascarado de plata, murió.

Fue Rodolfo Guzmán Huerta, nacido un 23 de septiembre, ídolo del cine mexicano, quien posicionó a los protagonistas de la lucha libre nacional como superhéroes; aunque también fue quien enterró este género cinematográfico con su muerte en 1984, ya que para esa época, el éxito que dio la década de los setenta a filmes con luchadores como protagonistas, parecía haber terminado.

Aunque para el enmascarado de plata el éxito no acaba, pues a la fecha sigue siendo uno de los personajes más importantes de la cultura popular mexicana, así como uno de los actores que bajo el mismo personaje incursionó en diferentes géneros de la industria cinematográfica; conquistando cada escenario.

Y es que el Santo participó tanto en películas infantiles -recordemos que compartió cámara con Capulina-, hasta en películas consideradas “soft-porn”, -como El vampiro y el sexo (1969) que en 2011 iba a ser proyectada en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara y debido a disputas sobre los derechos de ésta, se canceló-.

Cada filme era una aventura para el enmascarado de plata, incluso sus películas fueron clasificados por la crítica extranjera como surrealistas, ya que el Santo se enfrentaba tanto a criminales humanos, como a mujeres vampiro. De hecho, fue la cinta “Santo contra los zombies” (1961) la que le otorgó el pase de consagración dentro del cine mexicano, y con la que posicionó el cine de luchadores como un género cinematográfico.

El éxito no sólo era nacional, la fama del Santo llegó a toda América, Europa, Asia y el Medio Oriente, donde curiosa y erróneamente se creía que el personaje era un súper héroe turco, pues su fama en aquel país era tan grande que hasta  se realizaron largometrajes en que se interpretaba su personaje.

Es así como la década de “paz y amor”  fue conquistada por  la lucha contra el mal del enmascarado de plata, quien sigue siendo motivo de grandes homenajes, como el que recientemente se le rindió en la 6ª edición del Festival Europeo de Cine Fantástico de Estrasburgo.

Y es que a la fecha, hay que reconocer, no llegado quien logre posicionar de nuevo el género de la lucha libre en el cine mexicano; Octagón lo intentó en los noventa pero sin éxito alguno, mientras que el Hijo del Santo tampoco logró éxito con “Enmascarado de Plata: Infraterrestre”, cinta que estrenó en el 2000.

¿Habrá quien nos regrese las emociones que nos hacía sentir Santo, el enmascarado de plata? Mientras llega, esperemos que algunas de las cintas que no fueron mostradas al público de este actor, sean liberadas para el goce no sólo de los mexicanos, sino del mundo que vio a la estrella mexicana brillar (como “El vampiro y el sexo”). Y estemos al pendiente, en una de esas, el cine de lucha libre podría regresar.

Cortesía:  http://www.purofutbolonline.com y María de los Ángeles Villela | Garuyo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS