viernes, 25 de octubre de 2013

XI Festival Internacional de cine de Morelia


Primera caída: ‘El Hombre Detrás de la Máscara’
Estimados amigos de RÉCORD, les escribo desde la terraza de mi habitación en el Centro Histórico de Morelia, Michoacán, donde se realiza el FICM (Festival Internacional de Cine de Morelia), en su edición número 11, y en el cual estamos participando por primera vez con la película-documental ‘El Hombre Detrás de la Máscara’, dirigido y producido por Gabriela Obregón. Este acontecimiento, el de ser incluido en la categoría de Largometraje Documental Mexicano, nos hace sentir muy honrados y orgullosos.

Según las palabras del gobernador interino de Michoacán, José Jesús Reyna García, “en nuestro país se realizan cerca de 85 festivales fílmicos al año, siendo el FICM uno de los más importantes y reconocidos a nivel internacional, convirtiéndose en el destino favorito de los críticos extranjeros y cuya sede principal es el Centro Histórico de Morelia, enmarcado por las arquearías de los Palacios, los portales y las antiguas casonas de cantera.

También, por su majestuosa Catedral, el Conservatorio de las Rosas, así como hermosas plazas y emblemáticos monumentos que hacen para los visitantes una experiencia inigualable”.

Dentro de la programación del festival se presentan homenajes, óperas primas y se tiene la presencia de invitados de honor, funciones especiales, competencias en cortometrajes, documentales y largometrajes mexicanos, entre muchas otras actividades más y, desde luego, la exhibición y estrenos de una gran cantidad de películas nacionales e internacionales; este año, los primeros actores Arturo de Cordova y Carmen Montejo reciben el homenaje.

‘El Hombre detrás de la Máscara’ es la ópera prima de Gabriela Obregón como directora y se presentó con boletaje agotado el domingo 20 de octubre y el lunes 21 en Cinépolis Centro de Morelia; el martes 22 se exhibió en la Casa Natal de Morelos con una gran asistencia y el miércoles 23 nuevamente en Cinépolis.
En las cuatro funciones, el público asistente salió satisfecho del trabajohttp://cdncache1-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png realizado por esta talentosa mujer y el equipo de producción de IMCINE y Estudios Churubusco Azteca, logrando muy buenos comentarios de los espectadores, quienes al final de cada función nos expresaban su opinión y felicitaciones.

No sé hasta este momento cómo nos va a ir con el jurado, pero ya nos sentimos ganadores por el sólo hecho de participar en este importante festival.

Segunda caída: ¿En qué consiste este trabajohttp://cdncache1-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png?
Es un documental basado en la vida de un hombre que desde niño ha vivido detrás de una máscara.

Primero, vivió esta experiencia a través de su padre, Rodolfo Guzman Huerta, quien acompañaba al famoso luchador El Santo a sus diferentes viajes por la República Mexicana y el mundo, a quien este niño admiraba sin saber aún que su papá era quien lo protagonizaba en los cuadriláteros y en las pantallas cinematográficas.
El tiempo se encargó de que este niño se diera cuenta de que El Santo era la misma persona que su padre ‘Rudy’, como cariñosamente le llamaban y, desde ese momento, se multiplicó la admiración hacia la figura paterna y también se presentó una obsesión por ser igual a él.

Así, con el paso de los años, este niño se convirtió en un hombre que, igual que su padre, se ocultó tras esta máscara de plata, convirtiéndose en su cómplice, sacrificando desde entonces muchas cosas y actividades que un joven de su edad hubiera deseado hacer.

Esta historia no está protagonizada por ningún actor, las imágenes son escenas de mi niñez, adolescencia y como adulto. Fueron extraídas de películas que en su momento se filmaron de manera casera y es material inédito.

Cuando mi padre dejó en mis manos sus trofeos, su archivo fotográfico, sus máscaras, ropa, cartas y programas de lucha libre, entre muchas otras cosas más, también me dejó estas valiosas películas, las cuales guardé con enorme cuidado y, afortunadamente, aún están conservadas y hoy digitalizadas.

Algunas de ellas, donde mi padre aparece luchando, las filmé con una camarita que me regaló cuando cursaba mis primeros años de la preparatoria. Entonces, lo acompañaba a las diferentes arenas donde se presentaba El Santo y filmaba sus encuentroshttp://cdncache1-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png contra luchadores de ese tiempo, como Alfonso Dantés, Rubí Ruvalcaba y Perro Aguayo, entre otros.

En este trabajohttp://cdncache1-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png también aparecen fotografías que son testimonio de los acontecimientos más importantes de mi vida y, obviamente, aparece mi padre, porque él fue quien me dio la vida, creó este personaje y fue quien tomó la decisión de dejarlo en mis manos.

Y a pesar de que en muchas partes de este valioso material mi padre aparece sin máscara, le pedí a la productora que tuviera mucho cuidado en no mostrarlo así. La razón es simple: por respeto a él, pues cuidó su incógnita por 40 años y no soy quién para mostrarlo sin máscara.

Tercera caída: Ópera prima de Gabriela Obregón
‘El Hombre Detrás de la Máscara’ es una historia que nos habla de todos los prejuicios y responsabilidades que tanto mi padre como yo vivimos ocultos bajo una máscara, la cual nos superó como seres humanos, convirtiendo nuestras vidas en un estricto compromiso para dar vida a este importante personaje. Lógicamente, esto lo vi y lo viví con mi padre.

Esta historia la he compartido desde hace muchos años con la mujer que ha estado conmigo en los momentos buenos y malos de mi vida, en mis éxitos y fracasos. En este proyecto, les
compartimos los acontecimientos que han marcado mi vida detrás de esta emblemática capucha, con la intención de compartir este valioso material y de que conozcan una parte de lo que hay dentro de mí.
Este material está plasmado en diversos formatos, desde 16 mm, 8 y súper 8 hasta Beta, VHS, mini DVD y digital, lo cual, hace sumamente valioso este documento, además de 35mm.

La directora conoce tanto como yo y mejor que cualquier otro director, la doble vida que con la máscara y sin ella he vivido: mis perdidas, críticas y sin sabores, así como los momentos más felices de mi existencia. Por esa razón, le propuse que fuera ella quién lo dirigiera pues ya se había encargado de armar una historia que estaba convertida en un enorme rompecabezas.

En su opinión: “la gente piensa que ser El Hijo de El Santo le dio 50 por ciento del éxito, pero yo he visto que fue lo contrario. El peso y la crítica ha sido muy grande hasta el día de hoy y eso la gente debe de saberlo porque bajo la máscara de superhéroe también hay un ser humano que ríe y que llora”.

Fue muy grato compartir esta experiencia con diferentes personalidades que se dieron cita en este festival y que han dejado el nombre de México muy en alto. Estuvo presente Alejandro Jodorowsky, exitosos directores de cine como Alfonso Cuarón y Carlos Reygadas; jóvenes actores como Harold Torres, Olga Segura y Brandon López que, gracias a su trabajo han sido reconocidos a nivel internacional.

También estuvieron personajes consagrados como Eugenio Derbez, Robert Rodriguez y James Olmos, así como un gran admirador de El Santo y a quien admiro enormemente por su exitosa carrera: Quentin Tarantino, creador de cintas como ‘Bastardos sin gloria’ y ‘Django’.

Quiero destacar la sorprendente organización de este festival presidido por Alejandro Ramírez y dirigido desde hace 11 años por Daniela Michell, además de recomendarles la visita a Morelia, una hermosa ciudad. De verdad, vale la pena visitarla.

Espero que ustedes, estimados amigos de RÉCORD, puedan ver muy pronto este documental en las salas cinematográficas. Ahora, ‘El Hombre detrás de la Máscara’ visitará otros festivales como lo hizo en el Marche du Film de Cannes o el Festival de Toronto. “Lo importante para nosotros no es ganar, sino haber sido considerados en la selección oficial de tan importante festival internacional”: Gabriela Obregón.
Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS