miércoles, 27 de febrero de 2013

"LOS CRONISTAS DE LA LUCHA LIBRE" 27-02-2013


Amigos ya esta en Internet nuestro programa "LOS CRONISTAS DE LA LUCHA LIBRE" 27-02-2013: con Bruno, Perseo y Agustín... desde Guatemala y Venezuela...programa deportivo de Lucha Libre.

Lucho vs Lucha 2012



Productor: Ramón Barba Loza
Comedia / Español / 2012 / 90 min / México / Filmada y Procesada en Full HD y próximamente en Blu Ray

Con: Charly Valentino, Julio Aldama, Julio Zaizar, Solangel
Sinopsis:
Son las aventuras de un personaje fuera de serie, Lucho (Charly Valentino) soñador, mujeriego, taquero y fan de la lucha libre quien esta dispuesto a ser un importante luchador sin embargo el magnate del cuadrilátero Divo Divino (Julio Aldama) no esta dispuesto a darle la oportunidad por lo que Lucho tendrá que hacerse pasar como “Lucha” una famosa luchadora a nivel internacional lo que irónicamente le abrirá las puertas del éxito sin imaginar en todos los enredos, aventuras y buen humor combinado por hermosas y exuberantes mujeres como Juanita (Solangel) que harán de esta comedia una divertida aventura “Lucho vs Lucha”.

martes, 26 de febrero de 2013

Kato Kung Lee vs La Mafia Oriental 2008


Productor: Ramón Barba Loza
Acción / Español / 2008 / 90 min / México / Filmada y Procesada en HD

Con: Kato Kung Lee, Flavio Peniche, Julio Aldama, Michel Díaz

Sinopsis:
Shinoda (Flavio Peniche) es líder de “La Mafia Oriental” un grupo ancestral chino que se encarga de la venta ilegal, trafico de mercancía y extorsiones que tiene controlada a la población. El Capitán Castillo (Julio Aldama) intentará desbaratar esta organización, la tarea es difícil, por lo que decide acudir con la única persona que puede detenerlos, “Kato Kung Lee”  luchador de artes marciales que conoce a fondo la organización, tendrá que combatir y destruir primero a Kenzei (Mario Jiménez) guerrero y mano derecha de Shinoda, para poder llegar hasta las altas esferas y
destruir los planes de “La Mafia Oriental”.






lunes, 25 de febrero de 2013

El Gato Salvaje 2 2009


Productor: Ramón Barba Loza
Acción / Español / 2009 / 90 min / México / Filmada y Procesada en HD

Con: Flavio Peniche, El Gato Salvaje, Julio Aldama, Sismo, Coco Rojo, Coco Verde y Coco Lores

Sinopsis:
El Chacal (Flavio Peniche) regresa de su cautiverio carcelario para vengarse de quienes le quitaron el  dominio del trafico de mercancía, volviendo a tomar las calles sembrando el terror y el caos entre la población. El Comandante (Julio Aldama) tratara de evitarlo pero esta vez tiene un aliado que lo ayudara en esta feroz batalla El Gato Salvaje y su gatomovil armada para combatir el crimen, lo que comenzaría una guerra sin cuartel contra los dominios de El Chacal para exterminar la maldad que ha sembrado.
Un drama desgarrador que lo llevara a vivir las aventuras de este personaje urbano conocido como
“El Gato Salvaje”







sábado, 23 de febrero de 2013

El Gato Salvaje 2008



Productor: Ramón Barba Loza
Acción / Español / 2008 / 90 min / México / Filmada y Procesada en HD

Con: Flavio Peniche, El Gato Salvaje, Julio Aldama, Coco Rojo, Coco Verde, Coco Lores.

Sinopsis:
Rigo un muchacho de extracción humilde vive en una vecindad, se dedica a mecánico automotriz y tiene con sus amigos un grupo musical que ha tomado fama dentro y fuera de su barrio, motivo por el cual “el chacal” Jefe del narcomenudeo de la zona trata de extorsionar al grupo para sus ventas clandestinas. Rigo se niega a hacerlo escapando de sus malhechores, al ser perseguido es salvado por un gato a quien después adopta, se esconde al igual que sus amigos. Dentro de la vecindad hay diferentes problemas; el clásico alcohólico desobligado, el dueño de la vecindad que los quiere echar, la clásica señora habladora y chismosa, la enfermita que no tiene dinero etc. Rigo vive con su tía y una hermanita, el es un enamorado de la lucha libre así que un amigo de él, lo presenta con grandes luchadores y comienza a entrenar, resultando ser un excelente luchador. Toma la identidad de un gato, con un equipo especial y como mecánico hace un carro muy particular en forma de gato, de ahí nace la incógnita sobre el gato salvaje y comienza a resolverle los problemas a la gente de la vecindad y a atrapar a los malhechores. La policía no se explica que está pasando, cuando llegan solo encuentran a los maleantes y el símbolo en un papel de “EL GATO SALVAJE”.



viernes, 22 de febrero de 2013

LA DIFERENCIA…¿GLADIADOR O CIRQUERO?



Infinidad  de  fanáticos  conocen  lo  que  es  la  lucha  libre  profesional…muchos  de  ellos  han  abandonado  las  Arenas  ante  el  cambio  y  degradación  que  se  ha  suscitado  en  los  últimos  años en la Republica Mexicana…el  aficionado de  hueso-colorado que  tiene  años  de visitar las Arenas de lucha-libre llega a conocer la real calidad del  gladiador…se  da  cuenta  quien  realmente es un LUCHADOR…y  quién  es  un  ACROBATA o CIRQUERO….aquí  va  la  explicación  para el Lector,  que tal vez no comprenda mis términos o las palabras del argot luchistico.       GLADIADOR, significa un atleta que se preparo  por muchos años en escuelas de lucha-libre,  que domina todas las disciplinas básicas; LUCHA OLIMPICA..LUCHA GRECORROMANA…GRAPPLING..TOMBLING…SHOOT…LUCHA LIBRE PROFESIONAL…y además de todo esto, tiene un cuerpo atlético, cuello de toro…y se enfrenta al rival que le pongan.   ACROBATA o CIRQUERO.. es aquél  novel-deportista,  que en tres meses  “aprende” tombling y algunas “coreografías aéreas circenses preparadas”…y lo debutan en el ring…pasan los meses y el  Acróbata  aprende mas giros y saltos acrobáticos y sigue “combatiendo” en los cuadriláteros del país….Por lo regular esta clase de “acróbatas” se enfrentan con un “rival a modo” (Patiño) con quien tiene preparado toda clase de coreografías y sacan una “pelea” muy dinámica que a algunos aficionados les gusta…y a otros fastidia,  ya que no ven ni una llave, palanca o técnica de lucha libre….”estos” acróbatas,  el día que se enfrentan a algún luchador verdadero.. son arrastrados…masacrados…lastimados,  por la sencilla razón de que no saben luchar…y eso Lector,  es simplemente una vergüenza… he sido  testigo,  como  en  infinidad de ciudades del país,  hay  grupos  o clubs  de hasta 100-“luchadores”..y un 30 o 40 %  ya  se han retirado por lesiones de cuidado,  y así como  llegaron…así se alejan del ring.   UNA OCASIÓN, me llamó un Promotor de lucha libre de una conocida ciudad del norte del país, COMENTANDOME que deseaba  que les enseñara SHOOT  a sus  muchachitos,  ya  que cuando  se  enfrentaban a  luchadores  foráneos,  eran masacrados  en  el  ring  y  eso  le  molestaba  al Promotor.  . .ACLARACIÓN AL LECTOR;  la palabra GRAPPLING significa lo siguiente,  “GRAPPLING”  es un sistema marcial de lucha “cuerpo a cuerpo”  donde los luchadores trataran de vencer o romper un hueso al rival…este Sistema es un método híbrido de pelea real con las mejores técnicas escogidas de diversos artes-marciales como;  el sambo..judo..jiu jitsu..hapkido..kali..lucha olímpica…grecorromana..shoot, etc..etc… SUGERENCIA  A  LOS  PROMOTORES  Y  EMPRESARIOS DE LUCHA LIBRE DEL CONTINENTE AMERICANO;  Si  la lucha libre profesional sigue la misma tónica de un carnaval con deportistas impreparados  que  realizan  un  rendimiento  vergonzoso  arriba  del  ring….El  fin  se  acerca…Doña Lucha Libre,  esta  muy  grave…y  ya  prepara  “su  final”.        CLASES DE LUCHA LIBRE PROFESIONAL….en PUERTO VALLARTA, MÉXICO… www.zebrakid.com.mx    hapkido_vallarta@hotmail.com      www.defendomexico.com.mx  

jueves, 21 de febrero de 2013

Recordando a un grande




Primera caída:
Cesáreo Manrique
Mi intención en esta columna de RÉCORD, estimados amigos, siempre es compartir con ustedes anécdotas, sucesos y parte importante de la historia de este deporte bello de la lucha libre; y buscando en los archivos de mi padre encontré un escrito de mi tío Miguel ‘Black’ Guzmán, que seguramente escribió en su época como promotor de lucha libre, cuando radicaba en el estado de Texas, y en el cual habla de uno de los grandes luchadores que trabajaron para su empresa: el Médico Asesino.
Su nombre real era Cesáreo Manrique; un hombre de 1.87 metros de estatura y 100 kilogramos de peso, nacido en la ciudad de Torreón, Coahuila, y cuya niñez fue sumamente difícil, al crecer sin padres que lo apoyaran moral y económicamente, y sin tener la oportunidad de ir a la escuela.
Desde muy jovencito trabajó como cargador de bultos en el aeropuerto de Torreón, y se fue abriendo paso gracias a su honestidad y simpatía. Mucha gente ya lo conocía, y cierto día, el promotor cubano Giraldo Hierro se topó con él y, sin más, le preguntó qué hacía los domingos. El joven Cesáreo le contestó que nada, así que el promotor le dijo que si deseaba trabajar para él y ganar 20 pesos. La enorme sorpresa para Cesáreo fue llegar al Palacio de los Deportes de la Laguna, lugar donde fue citado, y el trabajo consistía en tomar el tiempo y tocar la campana en las funciones de lucha libre; y lo hizo tan bien, que se ganó el puesto en las funciones de los miércoles, así que el sueldo se duplicó a 40 pesos a la semana.
Con el tiempo se convirtió en un personaje querido por la afición, porque se peleaba con los rudos, y lo animaron para que empezara a entrenar; y así lo hizo. Se convirtió en réferi, sin imaginar jamás lo que el destino le tenía preparado, al debutar en esa misma arena, a finales del año de 1948.

Segunda caída:
El Médico Asesino
Iniciaron las giras por Occidente y el promotor don Elías Simón lo presentó enmascarado, como ‘El Asesino’; pero le duró poco el gusto, al intentar rapar a Rito Romero, quien lo desenmascaró en Guadalajara. Regresó con la enorme derrota a Torreón y ahí lo vio luchar don Jesús Garza Hernández, quien andaba en arenas de provincia, en busca de talento para las funciones de Televicentro.
Así que lo contrató para que se fogueara en Monterrey y cuando Cesáreo no se vio programado, preguntó a don Jesús qué había pasado; pero éste le tenía preparada una sorpresa, y con bombo y platillo se anunciaba la presentación de ‘El Médico Asesino’. Ya le tenían listo su atuendo y hasta el maletín médico.
Ahí dio inicio la exitosa carrera luchística del ‘Gigante de Blanco’, quien al principio usaba máscaras de color rojo, negro, y verde, pero finalmente el color blanco fue el ideal. Su consagración en el ring fue la tarde en que venció al maestro Rolando Vera con su ya clásica llave a las carótidas, y gracias a ello debutó en Televicentro, en 1952, como luchador estelar.
En ese mismo año interpretó en cine el personaje de ‘El Enmascarado de Plata’, por invitación de don René Cardona. Ganaba fama y fortuna (20 mil pesos mensuales), pero no perdía su sencillez. Su pareja ideal fue ‘El Enfermero’, pero cuando formó dueto con El Santo, fueron invencibles sobre el ring; de hecho, jamás perdieron una lucha. Su mejor trío, y el más poderoso, fue el que integró con ‘El Enfermero’ y con El Santo. Llegó la internacionalización en Houston, Texas, dirigido por Black Guzmán, quien lo presentó simplemente como ‘El Médico’. Ahí cobró venganza sobre Rito Romero, a quien logró derrotar defendiendo el Campeonato de Peso Completo de México, y más tarde conquistó el Campeonato Completo de Texas y el de parejas del Suroeste de la Unión Americana, con Pepper Gómez; jamás perdió esos cetros, pero renunció a ellos.

Tercera caída:
El testimonio de Black Guzmán
“El Médico fue el luchador de más poder que he conocido. Disputó cinco veces el campeonato mundial de peso Completo a Lou Thesz, le empató tres luchas y perdió dos; fue un honor. “Viajaba en Cadillac y llegó a ganar 40 mil dólares por mes. Estaba en el apogeo de sus triunfos y de su fortuna, cuando una noche de 1959 sufrió un desmayo en el vestidor. Se sentía mal y su cuerpo era una brasa ardiente.
“¡Llévame a una clínica, Black! me dijo y en seguida lo llevé, fue atendido de inmediato y el diagnóstico: cirrosis hepática; cáncer en el hígado. “Esa noche lloré a solas. Cesáreo fue tan valiente como en el ring, al aceptar que su enfermedad era incurable y, aún así, agotó todos sus ahorros en la Clínica Mayo de Rochester; no escatimó gastos, pero al buen tiempo comprendió que tenía que dejarnos; así que volvió a Torreón.
“Perdía kilogramos de peso cada día, comía poco y sonreía a los visitantes. El dinero se iba y le angustiaba la suerte de su familia. Polo Torres le organizó un beneficio en la Plaza de Toros de Torreón, la misma plaza en la que un domingo el famoso ‘Médico Asesino’ trepó a las graderías y enfrentó a los fanáticos que lo repudiaban y, ahora, irónicamente, lo apoyaban.
“Su agonía duró más de un año y descubrió el secreto del rostro y Cesáreo Manrique, que era un hombre alegre, vigoroso y tan fuerte, murió con 42 kilos de peso. Estaba hastiado, enfermo y sumamente delgado.
“El 25 de junio de 1960 lo despidieron en el Panteón Municipal de su amada tierra, Torreón. Fue un privilegio trabajar con él y ser su amigo. El cáncer pudo arrebatarle su vida, pero no pudo quitarle la gloria. Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.

By El hijo del Santo

'El Santo', la leyenda detrás de la máscara



'El Santo' es un personaje tan querido en México que tiene su propia estatua.

El luchador enmascarado es un ícono de la cultura de masas de toda Latinoamérica.

Héroe de las arenas, de las historietas y de la pantalla grande, ‘El Santo’ es el primer personaje fantástico de la cultura popular mexicana, sitial que comparte con el legendario Kalimán.
Un as del kitsch e ícono de la cultura de masas, el 'Enmascarado de plata' encarna un sentimiento que se extiende desde México a toda Latinoamérica.
Tras el béisbol y el fútbol, pasó a la lucha grecorromana y de ahí a la lucha libre. Pudo haber sido ‘El Ángel’ o ‘El Demonio’, pero el productor de películas Jesús Lomelín ayudó a Rudy Guzmán a decidirse por ‘El Santo’, un nombre que provino de ‘The Saint’, protagonista de las novelas policiales de Leslie Charteris.
En la formación del héroe cabe su inicio en el lado de los malos, ‘los rudos’ (aquellos que se ufanaban de ser canallas), y su camino de redención hacia el bando de los buenos, ‘los técnicos’ (plataforma de valores elevados). Llevando por bandera su máscara plateada, fue personaje de cómics y también del cine. Película tras película se forjó como un anónimo justiciero y como fenómeno cultural.
Para Jacqueline Morán, agregada cultural de la Embajada de México en Ecuador, ‘El Santo’ es parte de la identidad mexicana porque está ligado a uno de sus deportes más populares, a tal punto que la Arena México es un sitio que se debe conocer cuando se visita el DF. "El fanatismo por las luchas refleja un amor de las clases populares, para quienes ‘El Santo’ se volvió ídolo; pues en el imaginario las protegía y resolvía sus conflictos".
Tal admiración creció semana tras semana, con la publicación de los cómics, publicados por José Guadalupe Cruz, revistas que arraigaron en la sociedad. Sobre la películas de ‘El Santo’ (52 largometrajes en total), Monsiváis pensaba que los títulos eran fundamentales.
'Santo contra Blue Demon en la Atlántida', 'Santo en el Museo de Cera' o 'Santo vs. Las lobas' seducían al espectador y condensaban la trama de unos filmes, cuya descuidada producción fue asumida por cinéfilos como "joyas del surrealismo mexicano".
En sus aventuras fílmicas o ilustradas, ‘El Santo’ luchó contra el mal, representado por invasores extraterrestres, mujeres vampiro o criminales. Más por su vinculación ritual con los sectores populares y con el hombre común, su representación épica -como apunta el catedrático José Laso- desplazó del imaginario al héroe estadounidense en la línea de Superman.
"La cultura del espectáculo, que tiende a vaciar los contenidos de la cultura popular y a convertirla en simulacro, aún no ha podido quitarle significado a ‘El Santo’", dice Laso citando a Baudrillard.
"El espectáculo del exceso, la grandilocuencia, que debió ser la del teatro antiguo", así se refería Roland Barthes a la lucha libre. Y resulta cierto en tanto que el comportamiento del público es clave para ese rito y para la construcción de ‘El Santo’ en su imaginario: "El hombre corto de días y harto de sinsabores se exaspera: ¡Mátalo! ¡Acábalo! ¡Chíngatelo! ¡Destrózalo! ¡Pícale los ojos al cabrón!", resume Monsiváis al ver a tanto espectador díscolo en esa Roma azteca que eran las arenas mexicanas.
Con ese ánimo la Sonora Santanera le compuso una canción a "los cuatro rudos ídolos de la afición": ‘El Santo’, el ‘Cavernario’, ‘Blue Demon’ y el ‘Bulldog’. "La gente comenzaba a gritar, se sentía enardecida sin cesar / métele la ‘Wilson’, métele la ‘Nelson’, la quebradora y el tirabuzón", suelta la cumbia.
Ante tal euforia, ‘El Santo’ iba exponiendo su vida y, lo más importante, su máscara. El accesorio es símbolo de honor; los combates terminaban cuando un luchador arrebataba la máscara de su adversario, como los guerreros que cortaban las cabelleras de sus enemigos vencidos.
A ‘El Santo’, ese accesorio le dio misticismo y, paradójicamente, identidad; la verdadera cara de Rudy Guzmán debía ocultarse para que el héroe anónimo fuera reconocido: la pérdida de la máscara era también la pérdida de su rostro.
Él -con su invencible humildad- la mantuvo hasta su muerte, el 5 de febrero de 1984. ‘Blue Demon’ y ‘Black Shadow’, antiguos contrincantes en el cuadrilátero, cargaron el féretro ante 10.000 personas, que acompañaron el cortejo fúnebre del héroe.
Pero ‘El Santo’ siguió vivo, ya en televisión (hasta hoy en el canal infantil Cartoon Network) o en la prolongación del personaje en su hijo. En la perdurabilidad de ‘El Santo’ interviene -como dijo Monsiváis- su máscara y el seudónimo que implica religiosidad y misterio, fuerzas ultra terrenas y técnicas de defensa personal que, de paso, protegen a la humanidad.
En esa línea, el cronista reflexionó: "Los ídolos suelen ser sexagenarios, porque la leyenda trasciende a la agilidad. Lo que cuenta es la eterna juventud de la credulidad. Un luchador no envejece mientras el público en él se reconozca".
En las calles, los aeropuertos, los mercados se venden figuritas de plástico, camisetas, máscaras para quienes buscan sumarse, desde la nostalgia, la ingenuidad o el ritual, a la lucha de ‘El Santo’, a este fenómeno de la fama sin rostro.
Cortesía de: FLAVIO PAREDES CRUZ EL COMERCIO (ECUADOR)/ GDA






PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS