jueves, 16 de enero de 2014

La historia del personaje Huracán Ramírez



Primera caída: Huracán Ramírez
Fue el pasado 25 de diciembre cuando Huracán Ramírez decidió levantarse muy temprano sin importar el desvelo de la Nochebuena y salir a correr por los alrededores de su casa de descanso en Cuautla, Morelos.
Era Navidad y jamás imaginó terminar ese día en un hospital. El dolor era intenso en la zona abdominal y se intensificó cuando comenzó a trotar. Se tocó el vientre y pensó que era a causa de algo que había cenado. El dolor, por momentos, lo sentía en la zona hepática y descartó que fuera el hígado, porque él no bebe. Tuvo que suspender su actividad y volver a casa. Ahí, sus familiares le sugirieron consultar de inmediato a un doctor ya que empezó a sentir náuseas y mareos. Fue así que fue intervenido de emergencia a consecuencia de una peritonitis. Afortunadamente, salió bien de la operación y está recuperándose favorablemente en su casa en la Ciudad de México.
Cuando yo me enteré, le llamé de inmediato por teléfono para saludarlo y darle ánimos, bromeamos y reímos cuando me dijo que quien se tenía que operar era yo y no él. Seguramente, muchos de ustedes se preguntarán y me dirán que Huracán Ramírez ya falleció y así es: Daniel García Arteaga, quien fuera el cuarto luchador profesional que diera vida a este personaje, falleció el 1 de noviembre del 2006 en el Distrito Federal.
El personaje de Huracán Ramírez, a diferencia de personajes como El Santo, Blue Demon o Mil Máscaras, nació para el cine en 1952 con la película del mismo nombre 'Huracán Ramírez'. En este año se filmaron tres películas más del género luchístico: 'El Luchador Fenómeno', con Resortes'; 'La Bestia Magnifica', con Wolf Ruvinskis, y 'El Enmascarado de Plata con el Médico Asesino'.
Huracán Ramírez fue un personaje creado por los hermanos Joselito y Roberto Rodríguez y cuenta la historia que el primero y su padre fueron encarcelados injustamente en la cárcel de la isla de San Juan De Ulúa. Entonces, se aproximaba un fuerte huracán a las costas de Veracruz y un general de apellido Ramírez fue quien les otorgó la libertad, antes de que el fenómeno tocara tierra. Se dice que inicialmente el nombre sería Huracán Rodríguez, pero en gratitud al general que los liberó, le pusieron Huracán Ramírez a la primer película que Cinematográfica Rodríguez dedicó a este personaje. Fue Juan Rodríguez Mass, hijo de Joselito, quien lo interpretó.
Fue tal el impacto del personaje en la cinta que era necesario sacarlo de la pantalla y llevarlo a las arenas de lucha libre para convertirlo en un luchador profesional. Según la historia, el primer Huracán Ramírez fue el luchador español Eduardo Bonada, quien debutó con este nombre en la Arena México contra El Médico Asesino.
Bonada no duró mucho tiempo con el personaje porque jamás se acostumbro a la máscara y entonces, los hermanos Rodríguez buscaron a un segundo luchador que lo pudiera encarnar y eligieron a otro excelente luchador español: Fernando Oses.
Él, al igual que su paisano, no duró mucho tiempo con el nombre, ya que el problema consistía en que Fernando Oses, al no ser dueño del personaje, tenía que dar un porcentaje de las ganancias a los hermanos Rodríguez, quienes por cada lucha, con todo derecho, lo exigían, algo que no convino a los intereses de Oses, quien dejó de interpretarlo y tiempo después le dio vida en el cine a otro importante personaje que fue 'La Sombra Vengadora'.

Segunda caída: Eligen a Daniel García
El personaje de Huracán Ramírez se alejó por unos meses del ring, pero continuó teniendo éxito en el cine, interpretado por el actor David Silva cuando Huracán Ramírez no usaba su clásica máscara azul con blanco. Y en el ring, y únicamente para filmar las escenas de lucha, lo interpretaron ocasionalmente, luchadores profesionales como Enrique Llanes y Jean Safont.
Fue entonces cuando Cinematográfica Rodríguez buscó en ese mismo año de 1952, a otros luchadores profesionales para que lo interpretaran en el ring, y fue así como finalmente tuvieron que elegir entre Marco Antonio García y Daniel García (curiosamente ambos con el mismo apellido) para que se quedaran con el personaje.
El elegido fue Daniel, joven que había practicado el boxeo y quien se enamoró de la lucha libre al ver a sus tres hermanos mayores destacar como luchadores profesionales, a pesar de que su padre quería que él fuera un destacado abogado. Daniel optó por la lucha libre y su padre, antes de fallecer, disfrutó tres años de éxito de su hijo con la profesión que lo encumbró hasta lo más alto de la idolatría.
Daniel aceptó y se adaptó a las condiciones de Cinematográfica Rodríguez y realizó su debut como Huracán Ramírez en la Arena Isabel de Cuernavaca Morelos. En poco tiempo, se ganó el cariño del público de México, gracias a su espectacular y alegre estilo luchístico.
Gracias a las historietas y al cine, triunfó en Centro y Sudamérica, en donde se convirtió en un verdadero ídolo. La cinta 'El Regreso del Huracán Ramírez' marcó el inicio de la exitosa carrera para Daniel García en el cine, quien el 5 de agosto de 1965 se convirtió en Campeón Mundial de peso Welter, al derrotar a Karloff Lagarde en Cuernavaca y así ser (después del Gorila Ramos), el segundo luchador en el mundo en ostentar cuatro campeonatos a la vez.
Ganó máscaras importantes como la del Espanto III, El Enfermero y la del Halcón de Oro. A principios de la década de 1980, Daniel tuvo problemas legales con la Cinematográfica Rodríguez por cuestiones de derechos del personaje a quien había dado vida tantos años y, sin autorización de ésta, lanzó a su sobrino Rubén García como Huracán Jr., pero como no podía usar las grecas blancas de la máscara, colocó una letra 'H' en la frente.
Tiempo después, este joven perdió la máscara, pero no afectó al personaje porque Daniel seguía interpretándolo. En 1987, decidió hacer su despedida en el Toreo de Cuatro Caminos, llevando de rivales a los 'Brazos' y acompañado por 'Tinieblas' y 'El Hijo del Santo'. Meses más tarde, recorrió toda la República Mexicana realizando una serie de despedidas y para dejar en claro que él era el único 'Huracán Ramírez', se despoja voluntariamente de la máscara en cada función de despedida.

Tercera caída: Los fraudes y los clones
El señor Juan Rodríguez Mass, buscó a un nuevo luchador que le diera vida al personaje y por sugerencia y beneficio propio, el señor Víctor Martínez le recomendó a un mediocre luchador de nombre Juan Sevilla González, con quien dio inició una serie de fraudes y clonaciones que llevan poco a poco al personaje al fracaso, dándole la estocada final en 1990, cuando Sevilla González, en un triangular realizado en la Arena Mexico, con Octagón y Fuerza Guerrera, pierde la máscara.
No conforme con esto, Víctor Martínez enmascara a Pedro Macías y a Salvador Durán como El Nuevo Huracán Ramírez y el Hijo de Huracán Ramírez, quienes también pierden la máscara. Lo demás, es más que basura que no vale la pena ni mencionar en este valioso espacio.
Sólo les diré que hasta la fecha suman 22 Huracanes, entre oficiales y clones. A la muerte del señor Juan Rodríguez Mass, su hijo, Roal Roger, hace un intento más para dignificar al entonces prostituido y lastimado personaje y, afortunadamente para el agonizante personaje, llega en el año 2001, un hombre con 18 años de experiencia luchística, hijo de un luchador que fue poseedor de una gran técnica y empuje en la década de los años 60.
Con hambre de triunfo y sin perder jamás la fe, este hombre que durante 18 largos años buscó una oportunidad, la encontró. Siempre había sido preliminarista y no se dio por vencido, a pesar de que eran muchas las humillaciones y sacrificios que había tenido que soportar para alternar al lado de los consagrados, y aunque muchas veces pasó por su mente el retiro, siguió adelante hasta que le llegó esta gran oportunidad y aceptó el reto que le propuso Roal Rogers, el de darle vida y desencolar al lastimado personaje.
La idea fue (aunque pareciera incongruente), lanzar también al Hijo de Huracán Ramírez, para de esta manera evitar más fraudes. Después de 13 años de trayectoria, este histórico personaje volvió a tomar vida en manos del actual Huracán Ramírez, un hombre con 31 años de experiencia en los cuadriláteros que ha logrado, con mucho esfuerzo, darle nuevamente credibilidad a una máscara que forma parte importante de los ídolos del ring.
Él nos ha acompañado en las funciones de Todo X el Todo a Valencia, Londres, Bruselas y México. Le deseo pronta recuperación para que siga dignificando todo el trabajo que realizaron los Rodríguez y Daniel García Arteaga.
Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.

By El Hijo del Santo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS