miércoles, 5 de febrero de 2014

Homenaje al Santo en su 30 Aniversario Luctuoso














Super8 no14
Revista especializada de cine. En este número encontrará un especial de Lucha Libre, con artículos sobre El Santo, cómo llega este deporte a las salas de cine y mucho más.


Murió hace tres décadas y... nació la leyenda

Héroe de mil batallas, tanto en los encordados como en el cine nacional, Santo, el Enmascarado de Plata sucumbió ante la muerte hace 30 años (el 5 de febrero de 1984), dedicando gran parte de su vida a luchar contra las fuerzas del mal.

Invicto en el cine, los cuadriláteros y los cómics, Santo fue víctima de un infarto al miocardio, no sin antes haber desarrollado una brillante trayectoria fílmica que aún en nuestros días es motivo de culto, combatiendo a científicos locos, extraterrestres, "vampiros humanos", "hombres lobo" y todo tipo de seres fantásticos y hasta contra "Capulina".

¿Quién era?

 Rodolfo Guzmán Huerta (verdadero nombre del "inmortal" gladiador) será homenajeado hoy con diversas actividades, en algunas de las cuales se contará con la presencia de El Hijo del Santo, quien recordará a su legendario padre, que nació el 23 de septiembre de 1917 en Tulancingo, Hidalgo, arribando a esta capital para instalarse en el barrio bravo de Tepito, donde antes de convertirse en luchador practicó otros deportes como el beisbol y futbol americano. A las 9:00 horas será oficiada una misa en la Basílica de Guadalupe.

Las cintas del aclamado luchador fueron filmadas en diversos escenarios tanto de México como en España, Francia, Inglaterra y Estados Unidos. En esta capital utilizó locaciones de la colonia San Rafael, por lo que aprovechó para visitar las instalaciones y rotativas de EL SOL DE MÉXICO, ya que junto con Carlos Suárez, su apoderado y socio, eran amigos de esta casa editorial.

Rodolfo Guzmán debutó en los cuadriláteros en 1934, luchando bajo los nombres de Rudy Guzmán, Hombre Rojo, Enmascarado, Murciélago II y Demonio Negro, siendo hasta 1942 cuando nació Santo, el Enmascarado de Plata, dominando las facetas de rudo y técnico.

El "inmortal" luchador sigue siendo ícono del cine de lucha libre al grado que sus 56 películas aún siguen siendo consideradas de culto y son exhibidas tanto en la televisión abierta como en la de paga y son retomadas por diversos festivales de cine fantástico, especialmente en Europa y el Lejano Oriente, donde igualmente es un ídolo.

Santo derrotó a los más grandes luchadores de su época por lo que inspiró a diversos dibujantes para que surgiera su personaje en cómic, gracias a la inventiva de José Guadalupe Cruz, tras lo que recibió la oferta para debutar en cine en el año de 1958 a través de dos cintas rodadas en Cuba y producidas por los Hermanos Rodríguez: Santo contra el Cerebro del mal y Santo contra los Hombres Infernales.

A lo largo de su trayectoria fílmica, el luchador se ayudó de la tecnología por lo que se convirtió en una especie de James Bond enmascarado, siempre listo para luchar por la justicia y erradicar a las fuerzas del mal.

De la primera etapa de la filmografía del Santo destacan las cintas en las que la lucha libre se combinó con el horror y la ciencia-ficción: Santo contra el Estrangulador, Atacan las Brujas, Profanadores de Tumbas, El Barón Brákola, Santo contra la Invasión de los Marcianos y la inolvidable Santo contra las Mujeres Vampiro en la que participó Lorena Velásquez, que a la postre se convertiría en una de las galanas principales del gladiador, que tenía como costumbre desaparecer al final de las películas, sin esperar las gracias de sus defendidos.

Con Operación 67 y El Tesoro de Moctezuma, dirigidas por René Cardona Jr., Santo logró consolidarse en el gusto de todo el público que ansioso esperaba nuevas aventuras cinematográficas de "El Enmascarado de Plata", que siempre estuvo rodeado de bellas y sensuales mujeres como fue el caso de Maura Monti, Eva Norvind (madre de Nailea), Sasha Montenegro y Elizabeth Campbell, entre muchas más.

Otras de las destacadas películas del luchador fueron Misterio en las Bermudas, La Venganza de la Llorona, Santo contra las Lobas, Santo y Blue Demon contra el Doctor Frankenstein, El Hacha Diabólica, Santo contra Blue Demon en la Atlántida, y Las Momias de Guanajuato, teniendo su declive a través de historias como El Puño de la Muerte y La Furia de los Karatecas, que fueron las últimas que realizó en 1982.

De esta forma se mantiene viva la leyenda del Santo cuya historia fílmica sirvió de ejemplo para otros luchadores como Huracán Ramírez, Mil Máscaras y Tinieblas, realizándose también cintas con personajes ficticios como Neutrón, siendo más recientemente Máscara Sagrada, Octagón y Blue Demon Jr., quienes trataron de rescatar el género, cuya fórmula cinematográfica resultó ya muy desgastada.

El deceso del Enmascarado de Plata sucedió dos horas después de haberse presentado en el popular teatro Blanquita, donde fue aclamado por una multitud que lo acompañó al día siguiente a su última morada, en Mausoleos del Ángel, tras haber sido internado en el hospital Mocel, siendo trasladados sus restos a conocida funeraria de las calles de Sullivan, donde fue ovacionado por última vez por unas tres mil personas, aproximadamente, que desfilaron frente al féretro de esta verdadera leyenda de la lucha libre mexicana, que sigue vigente en pleno siglo XXI.

Con más de cuatro décadas de trayectoria en la lucha libre, este personaje se convirtió en un héroe de leyenda que hasta el final mantuvo su identidad secreta, ya que fue sepultado con su máscara plateada y un elegante traje.

Cortesía:  El Sol de Cuernavaca y Ricardo Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS