miércoles, 21 de mayo de 2014

Anécdotas de un Venezolano con El Hijo del Santo










Desde aquí deseo expresar mi agradecimiento a mi amigo El Hijo del Santo por la estupenda atención para con mi amigo Frank Pérez el cual estuvo charlando con el, también darle las gracias a su esposa la Sra. Gabriela por las atenciones, y a la Señorita Ana. De verdad bonitas palabras hacia mi persona lo que le dijo a mi amigo, se aprecia de corazón.

Aun sabiendo que en la Tienda del Hijo del Santo siempre atienden bien, se agradece la atención hacia mi estimado amigo Frank.

A continuación el relato de mi amigo de su viaje a México…


Mi visita a México.-


Miércoles 21 de Mayo del 2014. Estoy regresando de México DF. Acompañando a mí amigo Perroni a unos negocios de su empresa. Yo logre algo que muchas personas desean en la vida, encontrarse con quien en su infancia admiraron, soñaron y disfrutaron a través de algún medio. En mi caso Santo El Enmascarado de Plata, icono de México en la lucha libre y héroe de muchos de los de mi generación e inclusive antes de mi generación. El día Jueves 15 después de acompañar a mi amigo los días martes y miércoles a asuntos concernientes a su negocio, le pedí que me acompañara al Mausoleo de ángel, lugar donde reposan los restos del Santo. Llegue y mi emoción al estar junto a los restos de quien fuera mi héroe no tuve descripción en mi alma. Llegaron momentos de mi niñez como si fuera una película a toda velocidad. Mis deseos  de comprar una historieta del santo cada vez que aparecía una nueva publicación, se lo rogaba a  mi Padre  y sacaba las mejores notas con tal me comprará mi historieta.

Y más aún, recuerdo el primer cómic o historieta sepia del Santo, que estaba sobre una mesita de una vecina. Recuerdo que la historia se basaba en el Sr. Destino, un personaje sin rostro que era el destino y que en la historia se había enamorado de una mujer mortal y le pedía ayuda al Santo. Hoy en día conseguir ese cómic y lo conservo como mi mayor tesoro. Mi emoción ante la tumba del Santo fue una experiencia única. Estar cerca del cuerpo de quien admiré e inclusive llegue a considerar inmortal, de hecho lo es, por que las leyendas quedan en la mente y el corazón de quienes aun creemos en ellas.

Luego en la noche me fui solo a buscar la tienda del Hijo del Santo, y me atendió una amable joven llamada Ana, mis ojos creo que brillaban. Compre una máscara y algunos recuerdos. Ella amablemente me mostraba fotos, libros y yo súper emocionado. Al siguiente día volví, por que al igual que yo mi amigo Bruno Bernasconi que es un fan del Santo, le quería llevar una máscara. No lo conozco personalmente pero hemos mantenido contacto vía e-mail y telefónica y hace como 10 años me grabó algunas películas del Santo en VHS. 

Andaba con mi amigo Perroni, y coincidimos con unos fans mexicanos que también estaban comprando suvenires. Intercambiamos opiniones y al retirarse esas personas la joven Ana recibe una llamada y me dice que alguien quiere hablar conmigo. Y era el mismo Hijo del Santo. La emoción no fue normal, parecía un niño. Hablar con la leyenda de plata, le dije quien era, mi admiración hacia su Padre en mi infancia y ahora hacia el por ser el sucesor de la leyenda. Fue algo indescriptible, le hable del trabajo web de Bruno Bernasconi, de hecho el conocía de eso. 

De verdad que hoy regreso a Venezuela feliz de haber compartido con el Santo, por que se que aunque físicamente ya no está, el ha trascendido a un plano superior y es eterno. Por que lo hice creo que desde que llegue a México, su presencia, su esencia estaba allí. A través de los niños que tanto amó, a través de los humildes que tanto lo admiraron, y sobre todo a través de su hijo que lo ha dignificado. Muy agradecido con la esposa del hijo del santo, la Sra. Gabriela por su amabilidad. 

FRANKLIN PEREZ COLINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS