viernes, 23 de mayo de 2014

Las decisiones de Miguel Herrera


Primera caída: Las entrevistas y las charlas
Algo que a mí me ha gustado siempre es conocer la vida de las grandes personalidades del deporte, espectáculo o de cualquier otra actividad en que se desenvuelvan todos los que admiro. Me interesa conocer sus carreras profesionales, pero aún más me gusta conocer sus orígenes y experiencias de vida. Regularmente siempre que se habla de los famosos, se habla de sus triunfos, de sus metas cumplidas, de su trayectoria y en las entrevistas es muy común que los periodistas muchas veces pregunten lo mismo.
Esto lo viví infinidad de veces con mi padre, ya que siempre que lo entrevistaban, le preguntaban lo mismo.
Las preguntas de cajón eran de cómo había surgido el personaje de El Santo, cuándo había debutado o cuántas máscaras, cabelleras y campeonatos había conquistado, y eran tan reiterativas dichas preguntas que de tanto escucharlas ya sabía de memoria las respuestas.
A mí hasta la actualidad me sucede lo mismo, es muy raro el periodista o el entrevistador que te hace otro tipo de preguntas, que te hace pensar un poco más para contestar o que definitivamente te sorprende con preguntas originales. Por eso cuando inicie mi aventura dentro de los medios de comunicación siempre procure realizar preguntas diferentes a las comunes, y como resultado lograba llegar hasta el corazón de mis invitados y realizarles entrevistas amenas, en donde el tiempo pasaba velozmente y muchos de ellos terminaban llorando.
Recuerdo cuando tenía el programa 'Hablemos Sin Máscaras' en la radio, en el que la mayoría de mis invitados abrían su corazón y terminaban con lágrimas por los temas íntimos que tocábamos, y lograba que abiertamente dieran a conocer su lado humano.
En una ocasión que entrevisté a Mónica Garza, me platicó cosas de las que jamás había hablado públicamente, y al finalizar la entrevista entre risas me dijo que, sin darnos cuenta, le había hecho sus 'Historias Engarzadas' y me dijo algo que jamás olvidaré, y era que yo tenía la cualidad de lograr que mis invitados olvidarán que frente a ellos había una cámara y un micrófono. Aunque pienso que lo que lograba era que sintieran confianza en mí.
Carlos Alazraki, Cristina Pacheco y Sabina Berman son algunos de los entrevistados que, en mi muy particular opinión, logran pláticas amenas, más que entrevistas, en donde sus invitados expresan sus más íntimos recuerdos y vivencias.

Segunda caída: El hombre
Con Adela Micha disfruté mucho la charla que le realizó hace algunos días a Miguel 'Piojo' Herrera. Si bien es cierto que al principio de la entrevista tocaron el tema del futbol, no se enfocaron todo el tiempo en su trayectoria y mucho menos en estadísticas. En esa entrevista conocimos a otro Miguel Herrera, simpático, sencillo y ubicado, quien reconoció que jamás fue un jugador con gran técnica, pero sí lleno de temperamento, pasión y entrega al futbol, un hombre consciente de que está pasando uno de los mejores y más importantes momentos de su vida y lo más importante es que lo disfruta, sabiendo que está de moda, en boca de todos y que si bien es cierto que en lo económico le va muy bien, sabe que esto puede ser esporádico.
Se ha convertido en un personaje muy popular, lo vemos en comerciales, entrevistas, reportajes, en periódicos, revistas y publicaciones ajenas al futbol, lo escuchamos en la radio, y esto desde que logró llevar al América a conquistar el campeonato del balompié mexicano.
Aquel niño al que le inculcó la afición por el futbol el esposo de su mamá y padre de sus hermanas menores, el que tenía que ahorrar durante 15 días sus tres pesos para comprar su boleto de gradas en lo más alto del Estadio Azteca, que caminaba desde el Metro Taxqueña hasta el Coloso de Santa Úrsula para disfrutar los partidos del Cruz Azul, su equipo favorito en la infancia gracias a que idolatraba a Miguel 'El Gato' Marín, entonces portero de los cementeros.
Este humilde niño que de adolescente recibió el apoyo de su madre y su abuela, a quienes les prometió debutar profesionalmente en el futbol antes de cumplir los 20 años de edad y si no se olvidaría de ese deporte.
Hoy, ese joven futbolista es Director Técnico de nuestra Selección Nacional y sin temor a equivocarme, sabe muy bien lo que está haciendo y hacia dónde va. Es un hombre, desde mi punto de vista, muy auténtico.
Un hombre que, en sus propias palabras, ha aprendido a ser más mesurado y sabe hacer a un lado las críticas destructivas de quienes obviamente desearían estar en su lugar, y las críticas de muchos más que no soportan el éxito ajeno y sufren tanto en su vida personal que intentan depositar su veneno y basura en sus semejantes.
Hace algunos meses coincidimos en la boda de una de las hijas de un amigo en común: Pedro Fernández. Miguel llegó acompañado de su familia, siendo uno de los invitados más fotografiados y también uno de los más bailadores en la pista.

Tercera caída: Las decisiones de Miguel Herrera y la esperanza
Miguel Herrera es un hombre que por sus decisiones y elección de jugadores, demuestra tener confianza tanto en los jóvenes como en los veteranos, dando oportunidad a gente con talento y a futbolistas con reconocimiento y logros reales, esa necesaria mezcla entre experiencia y juventud.
Varios de estos futbolistas, merecidamente convocados, son campeones olímpicos, algunos otros son campeones con sus respectivos clubes, como por ejemplo Rafa Márquez, Carlos 'El Gullit' Peña, Luis Montes y Juan José Vázquez, quienes apenas el pasado domingo se convirtieron en Bicampeones del futbol mexicano con los Esmeraldas del León.
Herrera dio una muestras de gran serenidad y madurez al hacer a un lado sus emociones y sentimientos.
A todos nos sorprendió no ver convocado a Moisés Muñoz, un portero de toda su confianza, incluso un amigo personal. Herrera diría: "En la convocatoria no podía entrar el corazón y lamentablemente Moi salió un poquito más bajo que los porteros convocados".
En la lista de los 23 convocados figuran jugadores como Jesús Corona, Paul Aguilar, Carlos Salcido, Miguel Layún, Héctor Moreno, Giovani dos Santos, Oribe Peralta y Javier 'Chicharito' Hernández, entre algunos otros que tendrán la difícil misión de enfrentar de inicio a Camerún, Brasil y Croacia.
La moneda está en el aire. Los mexicanos a los que nos gusta ser positivos esperamos buenos resultados de nuestra selección bajo la batuta de Miguel Herrera, y sin ser un experto en futbol, creo que mucho dependerá del primer partido ante Camerún, el 13 de junio.
Si logramos un buen resultado podremos llegar con seguridad al segundo partido contra uno de los equipos más difíciles y, por si fuera poco, el anfitrión: Brasil.
No es imposible ganarle a Brasil, pues ya lo hicimos en el mismísimo Maracaná aquel 31 de octubre de 1968, cuando nuestra Selección derrotó 2-1 a la escuadra brasileña comandada por el 'Rey' Pelé.
Y cómo olvidar el histórico triunfo del Tricolor en la Final de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, cuando nuestro país ganó su primera medalla de oro en un equipo que conjuntaba experiencia y juventud, igual que sucede hoy.
Sin lugar a dudas y desde mi punto de vista, el triunfo más importante de la selección mayor contra la verde-amarela fue aquel 4 de agosto de 1999 en la Final de la Copa Confederaciones, con un marcador de 4-3, con dos goles de Miguel Zepeda, uno de Cuauhtémoc Blanco y otro de José Manuel Abundis.
Con estos resultados ¿de verdad seguimos creyendo que es imposible? Yo no lo creo así, confío en mi Selección, en nuestros jugadores y en Miguel Herrera. Ojalá mi voz sea de profeta. Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.

By El Hijo del Santo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS