viernes, 6 de junio de 2014

De cómo la unión hace la fuerza




Primera caída: Valió la pena

Como cada semana es un placer saludarles, estimados amigos de RÉCORD, y ésta será la última nota que escribo para ustedes antes de que inicie la Copa Mundial de Futbol Brasil 2014. Estaré ausente algunas semanas, y la razón es que este gran diario deportivo requiere de más espacios para llevar a todos ustedes la mayor información sobre este gran acontecimiento.

Como recordarán, hace algunas semanas me vi involucrado en un acontecimiento entre ambientalistas e inversionistas mexicanos y chinos, en donde mi actitud dentro de esta reunión fue muy criticada, cuando me exasperé en el momento en que se me cerró el micrófono y se me limitó a hablar. 
No conformes con esta falta de respeto hacia mi persona, me insultaron llamándome botarga, impostor y afirmando que me encontraba borracho y drogado, situación que sinceramente me sacó de mis casillas.

Aún así me contuve para no agredir físicamente a ninguno de mis detractores, sobre todo a uno de nombre Raúl Arriaga, quien cinco minutos antes me pidió fotografiarse conmigo y hasta un autógrafo me solicitó. Todo este escándalo relacionado con Cabo Pulmo. Sin embargo, hoy percibo un sentimiento de enorme satisfacción que invade mi corazón, algunas lágrimas se asoman debajo de mi máscara y la gratitud se hace presente al recibir la excelente noticia de que el megaproyecto Cabo Dorado está suspendido. Lo primero que pienso es que deseo profundamente (igual que todos aquellos que como yo, amamos la naturaleza, a los animales, a nuestro planeta y nos preocupa el futuro de nuestros hijos) que esta decisión sea definitiva y esto depende del Gobierno Federal.

Yo soy una persona de paz, apasionada por el bello deporte que durante 31 años he practicado, amiga de mis amigos y defensor de las injusticias. Ante muchos tengo una imagen negativa y esto es posiblemente porque no me conocen y se dejan llevar por las apariencias. Como muchos personajes, soy odiado y querido a la vez, pero siempre congruente con lo que pienso y con lo que hago. Muchos me escriben con desdén, diciéndome que mi padre no era como yo y eso sinceramente sólo me causa risa.

En primer lugar, porque la mayoría de quienes escriben eso ni siquiera lo conocieron en persona. En segundo lugar, porque estoy convencido de que estoy siguiendo al pie de la letra sus consejos y peticiones y sólo mi papá, Dios y yo, sabemos que no miento. Y en tercer lugar, porque muchos años, además de portar (por cierto, con mucho orgullo y responsabilidad) la máscara de El Santo, porté una máscara social para que todos me aceptaran y, a pesar de que muchísimos abusaban de mí, yo permanecía en silencio, tragándome todas las humillaciones y atropellos en torno a mí. ¡Pero no me defendía!, para evitar el famoso 'qué dirán'. Y un día dije: ¡Al diablo con el 'qué dirán'!

Segunda caída: Hay que fajarse los pantalones

Poco a poco, y gracias a mi decisión de atenderme y tomar una terapia como parte de mi estilo de vida, descubrí que me estaba haciendo daño al hacer todo lo que los demás querían que hiciera, y aprendí a poner límites. Aprendí a decir "¡no!". Me quité la máscara social del 'bueno' y, ¿que creen? Sorprendí a propios y extraños y me juzgaron de egoísta, de mercenario, de ambicioso y de no sé cuántas cosas más, y sólo por el afortunado hecho de poner límites a los trepadores, a los oportunistas, a los holgazanes y a todos aquellos que me tenían tomada la medida. Y entonces decían a mis espaldas (porque ni siquiera tenían el valor de decírmelo de frente) "¡Cómo ha cambiado! ¡Si su padre viviera se volvería a morir! ¡No es ni la sombra del papá!" y un largo etcétera.

Por eso me siento orgulloso de mí, de mis actos, de que todo lo he logrado por méritos propios y de defender y defenderme, si es necesario, de manera legal, tal y como lo hizo mi padre en su momento frente a José Guadalupe Cruz, cuando éste lo suplantó con un físicoculturista de nombre Héctor Pliego, en la historieta que ambos tenían, "Santo, El Enmascarado de Plata".

Y no conforme con suplantarlo, alteró la máscara y atuendo del personaje de mi padre. Por eso, cuando alguien me agrede, utiliza mi personaje sin autorización o intenta faltarme al respeto, recurro a las instancias legales para que pongan orden a los muchos parásitos que lo hacen, ya que de otro modo no entienden. Y como me considero un hombre congruente, ¡hoy aplaudo y agradezco a todos aquellos que me ofendieron y me tacharon de impostor, porque hoy he recibido sus disculpas. Aplaudo a los inversionistas y los promotores del megaproyecto Cabo Dorado, quienes recapacitaron al cancelar su devastador proyecto y ecocidio en contra de la naturaleza!

¡Y aplaudo aún más a la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)!, en donde estuve ayer en una importante reunión con el titular de la Unidad Coordinadora de Participación Social y Transparencia, Jorge Legorreta Ordorica. Y agradezco profundamente a mis compañeros de RÉCORD, en especial a su director, Víctor Edú, y al Sopitas, por apoyarme en esta situación, así como a Francisco Zea, René Franco y Paco Calderón, quienes alzaron la voz junto conmigo en apoyo de Cabo Pulmo.

Tercera caída: La unión es la solución

Yo no soy agachado y jamás lo seré. Por esta razón, y por alzar la voz, tengo problemas con el CMLL y con Triple A; por no dejarme manipular, ni explotar, por defender mis intereses y los de mis compañeros, por gritar a los cuatro vientos que siempre nos han tratado como si fuéramos una naranja, que mientras tiene jugo la usan y cuando está seca la avientan al bote de la basura. ¡No hablo por hablar!

Ustedes saben en qué condiciones esta Norberto Salgado 'Pierroth', Johny Lescano 'Kato Kung Lee', Miguel López 'Rey Misterio' o Ringo Mendoza, sólo por mencionar algunos. Ellos están en total abandono por las empresas a las que entregaron su vida cuando eran jóvenes y fuertes.
Nadie se preocupa de ellos, excepto nuestros propios compañeros luchadores, quienes sabemos lo que se siente estar solos, y yo lo estoy cuando una enfermedad o una lesión nos deja fuera de actividad.

¿Ustedes saben los desesperantes momentos que vive Charly Manson dentro de un reclusorio? Maricela Peña y Dorian Roldán, quienes son los más grandes explotadores y asesinos de la lucha libre, en lugar de gastar y malgastar su dinero en un juicio que tienen perdido, y que sí la ley es justa, ya les gané, deberían de pagar a sus abogados para que saquen de la cárcel a este joven que les dio parte de su juventud y de su vida laborando como luchador profesional en Triple A, y que hoy ve pasar el tiempo y su vida detrás de las rejas.

Esta empresa es la principal promotora de manipulación y explotación que existe en el mundo, según lo que yo vi mientras estuve en sus filas, y lo que escucho de boca de los luchadores que laboraron ahí. Ya basta de corrupción, de impunidad, de explotación, en todos los niveles de nuestra sociedad.

La mejor solución es ¡la unión! Si estamos unidos y luchamos por un mismo fin, lograremos triunfar en contra de la piratería, de la destrucción del planeta, de las injusticias, del oportunismo y de tantos demonios que pululan en nuestra sociedad. Muy pronto les presentare un gran proyecto que estoy planeando precisamente con la unión de siete personajes.

"Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos". J. Donoso Cortés.
El Tri, ahora más que nunca, tiene que estar unido, así que deseo que todos disfrutemos el futbol y... ¡Vamos México!

Nos leemos próximamente para que hablemos, como siempre, sin máscaras.

By El Hijo del Santo

1 comentario:

  1. Bien hijo Del santo,!!!! La verdad solo hiere al culpable,me da gustó k les dijera sus cosas,su papá esta.orgulloso de usted,Del hijo Del santo!!!!!!!!

    ResponderEliminar

PODCAST BAJO LAS CAPUCHAS